2013-10-14 18:10 Real Madrid Por: Administrador

Varane: "Pepe es el que más me aconseja"



A menudo se habla de precocidad al referirse a usted. ¿Cómo se explica esa madurez en su trayectoria personal?
Creo que está vinculada a mi relación con mi hermano mayor. Tiene dos años y medio más que yo y siempre he querido alcanzarlo, ¡y él hacía todo lo posible por que yo no lo alcanzase! (risas). Pienso que es eso lo que ha hecho que haya crecido un poco más deprisa. Además, me fui a un internado bastante joven, a los 13 años. Tal vez eso ayuda a ser más maduro. Soy alguien pausado, que no se come la cabeza y que no se presiona inútilmente. Son cualidades que ayudan a jugar como profesional con 17 años.

Fichó por el Real Madrid con 18 años, tras un solo año de profesional en el Lens. ¿Dudó a la hora de dar el gran salto? ¿Estuvo tentado de seguir progresando en un club menos importante?
Sí, por supuesto. Pero fue una decisión muy meditada. La primera idea que tuve fue que no serviría de nada y que no iba a jugar. Después, al oír el proyecto del entrenador, cambió mi opinión. No me embarqué en este proyecto a ciegas. Fue José Mourinho quien me convenció. Me dijo que iba a progresar, que iba a experimentar el máximo nivel, y que eso sólo podía ser positivo para mí.

¿Cómo fue recibido por el vestuario madridista?
Me ayudaron mucho mis compañeros. Yo soy alguien al que le gusta mucho aprender e intercambiar experiencias con los otros jugadores, algo que en el vestuario se apreció bastante. Y mi personalidad más bien discreta, sin hacer demasiado ruido, también me ayudó mucho. Como no hablaba español cuando llegué, la presencia de franceses en el club me facilitó igualmente las cosas. Zinedine Zidane, entre otras cosas, me aconsejó dirigirme a los demás, intercambiar impresiones, hablar con ellos. Me dijo que me correspondía a mí dar el paso, y me ayudó a forzar un poco mi naturaleza más bien reservada para integrarme bien.

¿Hay algún consejo que le hayan dado durante su trayectoria y que todavía tenga presente?
En la educación de mis padres se insistió mucho en la humildad, y es algo que tengo presente. Nunca hay que dar nada por hecho; no tienes que creerte más de lo que eres, y has de seguir siendo tú mismo. Tengo a gala aplicar estos principios, que también me han recordado jugadores experimentados. Por lo demás, quien me da muchos consejos en el Madrid es Pepe. Sobre todo, me ha enseñado a no aflojar nunca nada. Es un jugador que siempre está al 100% sobre el campo, e intenta inculcarme esa cultura del hambre de ganar.  

Fue titular por primera vez en liga el 21 de septiembre de 2011, poco después de llegar. ¿Se esperaba que lo hicieran debutar tan pronto al máximo nivel?
Sí lo esperaba, porque de eso iba la charla que tuvo conmigo José Mourinho. Me había dicho que iba a gozar de minutos de juego, que iba a poder calibrarme a mí mismo y conocerme mejor. Nunca me había visto enfrentado a fuertes presiones, ya sea dentro o fuera del campo, y me dijo que iba a tener enseguida la oportunidad de saber cómo reaccionaría ante todo eso. Mourinho cumplió su promesa. Durante los dos años que jugué para él, siempre respetó su palabra, y también supo siempre lanzarme en los momentos adecuados.

¿Qué es lo que hace a Mourinho tan “especial” a su modo de ver?
Dada mi juventud, no he conocido muchos entrenadores, por lo que es difícil establecer comparaciones, pero yo diría que su personalidad y su carisma, que repercuten en todo el equipo. Es un ganador, un competidor, y lo transmite a sus jugadores. Puede verse que, por todos los sitios que ha pasado, ha tenido equipos combativos, con carácter.

¿Quién es su modelo en defensa?
Me fijo mucho en los jugadores de mi puesto. Pero si hay que destacar un nombre, yo diría que mi modelo es Lillian Thuram; por lo que desprendía en el campo y por todo lo que hizo en su carrera. Me encantaba su entusiasmo, su entrega, sus ganas, su combatividad. También me gustan mucho su personalidad y su carisma. He leído incluso sus libros, y considero que es alguien que puede inspirar a los jóvenes. Sólo tenía 5 años cuando metió sus dos goles en la semifinal contra Croacia en Francia’98, pero lo recuerdo; eso me marcó. Destaparse con esos dos tantos en aquel momento… fue muy fuerte.

Podéis leer la entrevista completa, aquí.

Deja tu Comentario