2017-02-10 08:02 FC Barcelona Por: Administrador

El vergonzoso trato de favor que recibe el Real Madrid



LaLiga se ha encargado bien de que Luis Suárez no dispute la final de la Copa del Rey. A pesar de que la voluntad desde arriba era que el Barça no alcanzara el partido decisivo del torneo del KO, no han sido suficientes las patrañas arbitrales para detener al mejor equipo del mundo, y la consigna ha pasado a ser debilitar a los de Luis Enrique para que tengan cuantos más obstáculos mejor de cara al duelo ante el Alavés. El caso del uruguayo es demoledor, más todavía si se compara con un antecedente merengue donde queda claro el trato de favor al Real Madrid. El Las Palmas-Real Madrid de la temporada pasada terminó con un Sergio Ramos expulsado por doble amarilla, que se negó hasta a bajar al túnel de vestuarios. El capitán merengue se quedó a pie de césped pese a haber sido expulsado, y el árbitro Fernández Borbalán no lo hizo constar en el acta. El madridista sólo tuvo que cumplir un partido de sanción, el que le acarreaba la segunda cartulina

La injusticia se cebó con Suárez el martes

El caso de Suárez no sólo fue más leve, sino que su castigo ha sido muchísimo más duro. De entrada, una de las cartulinas que vio el 'charrúa' fue inmerecida. En segundo lugar, una vez expulsado ante el Atlético, el '9' culé se quedó en la boca del túnel de vestuarios, acción que Gil Manzano sí hizo constar en el acta, lo que le acabó conllevando una sanción extra de un partido además del que debería cumplir por su expulsión -que el Barça recurrió-. No es la primera vez ni será la última que el Barça sea objeto de discriminación, al lado de un Real Madrid que goza de todo tipo de favores para tenerlo todo mucho más fácil.

Deja tu Comentario