2017-01-09 08:01 Real Madrid Por: Administrador

El vestuario del Madrid está harto de Piqué



Ayer se volvió a repetir la historia de siempre, que viene siendo la tónica esta temporada. El Barça pinchó, lo que empieza a ser habitual este curso y da cuenta de que el club culé está muy por debajo del Real Madrid -e incluso del Sevilla-. Sin embargo, lo que también empieza a ser costumbre este curso son las quejas de Gerard Piqué, que monta numeritos cada vez que su equipo pincha, mientras que cuando los azulgranas se benefician de las ayudas arbitrales se queda calladito como un santo. Las palabras del central catalán al término del encuentro de su equipo contra el Villarreal han terminado de encender al vestuario merengue: “Queremos jugar al fútbol, no a la ruleta. Ya vimos lo que pasó en el Real Madrid-Sevilla. Ya sabemos cómo funciona esto”, se quejó el culé, con unas palabras sin ningún fundamento y que también constituyen una grave acusación contra el eterno rival.  Esto ha provocado el hartazgo de la plantilla merengue, según ha desvelado 'diariomadridista'. Dicho medio apunta que la opinión generalizada de los jugadores blancos es que “lo de Piqué es sencillamente acojonante. Llevan una década de favores arbitrales y se quejan por un día que vienen algo mal dadas”.

La directiva merengue, con la plantilla

En la directiva madridista, las opiniones también van en la misma línea: “Quejarse de los árbitros en Barcelona es como si un búho protestara porque fuera de noche. Llevan una década de favores arbitrales”, es la versión de la zona noble del Bernabéu, indignada no sólo con el trato de favor que se les da a los culés sino porque nadie dice nada cuando en el Barça empiezan a 'rajar' sobre supuestos favoritismos al Real Madrid. En cualquier caso, el club blanco está haciendo lo que debe: demostrar su superioridad sobre el campo, que es donde debe marcar las auténticas diferencias respecto a los culés, quienes siguen buscando excusas.

Deja tu Comentario