2016-07-06 14:07 FC Barcelona Por: Administrador

Víctor Valdés no podía caer más bajo: ¡Se va con Karanka!



Fede Peris Cuando Víctor Valdés anunció su intención de dejar el Barça sin escuchar siquiera la contraoferta que el club deseaba hacerle, argumentó que necesita probar nuevas experiencias y conocer nuevas culturas. Parecía que el FC Barcelona le había quedado pequeño y se comprometió con el Mónaco (?). Luego llegó la lesión y ha ido dando tumbos hasta acabar en el modesto Middlesbrough de Aitor Kranka, el secretario de Mourinho en el Real Madrid que se hizo famoso por el apodo del muñeco "Monchito". Víctor Valdés no podía caer más bajo. Cuando Víctor Valdés se lesionó descubrió la realidad del fútbol, que nada tiene que ver con el estado de gloria y exaltación que disfrutó en el FC Barcelona. El club monegasco se desentendió, no quiso saber nada de él y le dejó colgado. Por aquel entonces, su hermano, muy beligerante con la prensa de Madrid y muy afín a la doctrina madridista que imparte Josep Pedrerol, aseguró en las redes sociales que Valdés cerraría la boca a sus críticos y que jugaría en un grande de Europa antes de cuatro meses, el tiempo previsto para su recuperación. Pero Valdés superó la lesión y no encontró a nadie más que Louis Van Gaal que le aceptara en su equipo para intentar volver a ser el de antes. Ese, el Manchester United, sería el grande de Europa del que hablaba su hermano, aunque lo cierto es que no llegó a jugar en él y fue apartado como un apestado por Van Gaal, a quien le hizo la misma pirula que en Barcelona años atrás negándose a acumular minutos en el equipo de los reservas.

El triste destino de Valdés

Van Gaal le hizo la vida imposible y tuvo que hacer las maletas para acabar la pasada temporada en la Liga belga en las filas del Standart de Lieja. Pero han pasado los meses y vuelve a estar sin equipo. Las últimas noticias informan de que el modesto Middlesbrough, dirigido por Aitor Kranka, el antiguo secretario de Mourinho en el Real Madrid y recién ascendido a la Premier League, está dispuesto a hacerle un hueco en su plantilla. Es el fatal destino de quien despreció el Barça. Acabará su carrera a las órdenes de Karanka. Seguramente no eran estas las experiencias que quería vivir Víctor Valdés cuando abanonó el Barcelona por decisión propia. Pero es lo que hay.

Deja tu Comentario