2016-02-25 20:02 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

VÍDEO. Y si hablamos de teatro... El óscar es para Cristiano Ronaldo



Arsene Wenger, un tipo que lleva 20 años perdiendo con el Arsenal y que cada vez que ha tenido en este tiempo al Barça delante ha salido trasquilado, trató de justificar el martes el penoso partido de su equipo ante el Barcelona diciendo que los jugadores del Barça hacían teatro, gritaban cada vez que caían y que así influyeron en la actuación del colegiado. Como si el 0-2 del Emirates Stadium lo hubiera conseguido el Barça interpretendo una obra de teatro, y gritando en las caídas sus jugadores hubieran generado hasta 11 situaciones claras de gol ante el marco de Petr Cech. El grito de lamento del mal perdedor -años ha tenido para aprender a perder- ha sido recogido para la prensa radical madridista encabezada por Josep Pedrerol para juzgar la exhibición del Barça en Londres en clave teatrera, denunciando de nuevo, como en los tiempos de Mourinho, el juego "tramposo" del Barça escondido detrás del teatro. Es una manera como otra cualquiera de apagar con sordina los ecos de una exhibición de fútbol que ha sido reconocida en todos los rincones del mundo menos en donde la aplastante superioridad del Barça sobre los demás sólo consigue producir ataques de bilis y de rabia mal disimulada. Y es que piensa el ladrón que todos son de su condición. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Y el Real Madrid no está libre de pecado. Si hay en el mundo un jugador teatrero que salta al césped con la clara intención de engañar al árbitro en cuanto se produce una situación confusa, ése es Cristiano Ronaldo. Su trayectoria está repleta de piscinazos vergonzosos, que se producen aunque la Caverna Mediática no los vea y trate de ocultarlos. Es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno cuando en el propio hay una viga. Eso es lo que sucede en los medios fundamentalistas madrileños. Obsesión por tapar los éxitos del Barça. Y obsesión por tapar sus propias miserias. Que haberlas, haylas. Este vídeo es un pequeño ejemplo. Pero hay mucho más.

Deja tu Comentario