2012-10-19 19:10 FC Barcelona Por: Administrador

¿Vídeos X de Pepe? Los que quieras en Youtube



Planteas en tu comentario, querido Ángel, que en el Barça serán listos y destruirán la supuesta cinta o la dejarán olvidada en un cajón. ¿Qué más da lo que hagan en el Barça con esa cinta? Date una vuelta por Youtube y encontrarás un montón de pruebas al alcance de todos. No se trata de información confidencial, ni del resultado de una estrategia de espionaje. Lo de tu amigo Pepe es público y notorio. No se corta. Lo hace delante de 100.000 personas y 30 cámaras de televisión. No sé a qué viene tanto escándalo por algo que es archisabido, lo denuncie el Barça o no. Pero coincido contigo en que lo más inteligente -si existiera la cinta- sería destruirla, porque su contenido X podría herir la sensibilidad del espectador si es que todavía queda algo que pueda sorprender en el comportamiento de Pepe en un campo de fútbol.

Dices que lo más polémico del asunto no es lo que en el vídeo puede apreciarse de Pepe sino el hecho mismo. Disiento. Existe una acción y se produce una reacción. Si no hubiera violencia descontrolada no existiría interés por denunciarla. ¿Tú crees que a alguien se le ocurriría editar un vídeo de esas características sobre Kaká, Higuaín o Benzemá? Evidentemente, no son actores comerciales, como Pepe, para protagonizar películas de acción. Por eso lo peor no es que alguien se entretenga buscando las pruebas de un delito. Lo peor es el delito en sí. Y hablo de delito entre comillas. Lo peor es que lo que reflejan las imágenes sea cierto. Lo peor es que alguien pueda entender -y que nadie le corrija- que el fútbol es un deporte en el que gana el que más mamporros reparte. Lo peor es que alguien pueda pensar que se puede ganar un partido dando leñazos lejos del balón y de la vista del árbitro. Y aún hay algo peor, que se lo consientan los árbitros en el campo y no reciba su merecida sanción y que además su entorno jalee su comportamiento y justifique sus atropellos.



No, querido Ángel. No se puede igualar al agresor con el que lo denuncia. Y, por su bien, alguien tiene que decirle a Pepe que no se puede saltar a un campo de fútbol a hacer daño conscientemente, a pisar manos, a descuartizar rivales o a dedicar cortes de manga al público. El fútbol es otra cosa. Parece que en Portugal lo entienden así, porque su entrenador le aplaude, pero el Real Madrid del señorío, el que da la mano cuando pierde según cuenta su himno, debería estar a otro nivel. A un nivel mucho más digno del que demostró denunciando al Barça a la UEFA porque sus jugadores no eran capaces de aguantar de pie los zurriagazos que le propinaban los futbolistas del Real Madrid o intentando que la UEFA sancionara a un jugador del Barcelona para que no pudiera jugar la final de la Champions, a ver si así el otro equipo español no conseguía el título. Ni comer ni dejar comer. Y eso no son supuestos. Son hechos reales, constadados. A fin de cuentas, lo del vídeo no deja de ser una suposición y, aunque exista, no ha sido publicitado. Con eso debería bastar. Guardiola lo utilizó, según cuentan, para mortivar a los suyos, pero nunca para dar carnaza al personal, como le gusta hacer con todo a Mourinho. Y ahí se acaba la historia. Pero no. En Madrid no podeís dejar escapar una oportunidad así. Si fuisteis capaces de realizar tesis doctorales polemizando sobre el perfume de la orina de Guardiola, ¿qué no ibáis a hacer ahora con material tan sensible?

Nadie pretende juzgar a Pepe al margen de la justicia. Al contrario, de lo que se trata es de la que justicia le ponga en su lugar sin necesidad de que haya que exigírselo. Simplemente debe hacerlo porque es su obligación. Y aquí nadie recurre a la puñalada por la espalda. Puñalada por la espalda es dar a entender que el Barça quiso fichar a Pepe sin atreverse a dar nombres. Eso es una puñalada. Eso y muchas cosas que constiuyen práctica habitual en el Real Madrid desde que ahí manda Mourinho y su estilo zafio. El que está dispuesto a salirse con la suya a cualquier precio le mete el dedo en el ojo a un contrario u ordena a sus jugadores que no den la mano al rival en el momento de la derrota. Eso no tiene nada que ver con las imágenes de un vídeo que no existe porque nadie lo ha visto.

Lo dices bien, esas cosas son más propias del Madrid que del Barça. Por eso estamos hablando de un supuesto y no de un hecho constatado. Las agresiones de Pepe se pueden probar. La existencia del vídeo no. Esa es la diferencia. Y ahí te duele.



 


Deja tu Comentario