2012-10-25 10:10 FC Barcelona Por: Administrador

Vilanova se plantea una alineación con 11 canteranos



Valdés: Montoya, Puyol, Piqué, Alba: Busquets, Xavi, Iniesta; Pedro, Messi y Cesc. Ahí la tienen. No es descabellada, ¿verdad? Y es competitiva. Esta alineación ronda por la cabeza de Tito Vilanova para convertirla en realidad y redondear de esta manera su ciclo como técnico del FC Barcelona. El día que jueguen estos once hombres será la culminación de un trabajo que se inició hace cinco años a partir de una apuesta clara por los chicos de la cantera, rodeándoles de lo mejor del fútbol mundial. Esta alineación la veremos muy pronto en el Barcelona.

Ayer debutó Marc Bartra. Ayer nació una nueva estrella en el firmamento del FC Barcelona. Tito Vilanova eligió con muchísimo cuidado el momento más adecuado para su puesta de largo. Y el Camp Nou celebró la llegada de otro de los suyos y le dio la bienvenida aprobando su juego con aplausos. "La decisión de jugar Bartra la tenía decidida hace días, desde que sabía que Piqué no podría jugar. Es rápido, sale muy bien con la pelota y es bueno en el juego aéreo. Si Marc está en el primer equipo es porque yo lo he decidido". Son palabras de Tito Vilanova, un técnico convencido de que lo mejor siempre está en la cantera, de ahí que descartara el fichaje de un central nato cuando la secretaría técnica le ofreció esa posibilidad para paliar las bajas en su defensa.



Mientras en el Madrid resuelven sus problemas echando mano de futbolistas mercenarios que ya están de vuelta de todo (Adebayor o Essien), el Barcelona mira a su Masía y apuesta por sus chavales. Esa es una de las señas de identidad de este Barça. El ejemplo de Bartra es muy claro. Y los triunfos, conseguidos con alienaciones compuestas mayoritariamente por futbolistas formados en casa, proporcionan luego a los aficionados una doble alegría. Es cierto que, como dice Mourinho, se puede ganar de otras maneras. El estilo Barça no tiene la exclusiva del triunfo, pero ganar así, con los chavales de casa, no tiene precio. Como mínimo, el precio es mucho más barato que luchar por las victorias a golpe de talonario.


Deja tu Comentario