2012-09-25 10:09 Real Madrid Por: Administrador

Villa, el indignado con Messi y la gestión del vestuario



Se trata, sin embargo, de un vestuario tremendamente experimentado en temas de esta índole y por eso, sea cual sea la relación entre los futbolistas, todo intenta resolverse lejos de las cámaras o, al menos, se pretende dar una imagen de unidad hacia el exterior. Por eso cuando suceden cosas como las acontecidas ante el Granada, los protagonistas acuden rápidamente al rescate.

Muy rancias fueron las imágenes de Messi abroncando a Villa, todo un campeón de Europa y del mundo con su Selección. Rápidamente, la maquinaria propagandística culé, la del Seny y los valores, salió a relucir. Cuentan que el propio Leo se disculpó ante Villa en el descanso y posteriormente el mismo Messi, o algunos jugadores como Pedro, Xavi o Thiago, además de Tito Vilanova, se apresuraron a afirmar que lo sucedido no era más que una simple discusión fruto de la tensión del partido. Gajes del oficio, vaya.



Sin embargo, a Messi y Villa, supuestamente reconciliados, no se les vio compartir su alivio terminado el partido sobre el césped; No es la primera vez que tienen roces estos dos jugadores, tal y como nos cuenta 'EcoDiario'. Ya, casi casi por estas fechas el año pasado, comenzaron los roces entre una pareja que parece haber chocado desde el principio. 

Parece ser que Villa no aguanta que el rol de líder ejercido por el argentino se traslade también al trato que todo el club, desde jugadores y cuerpo técnico hasta prensa, aficionados y empleados, trasladan a Messi una y otra vez; No entiende que nada se le pueda discutir y que todos tengan que tragar cuando algo le molesta. El rotativo cita fuentes cercanas al asturiano, y afirma que las tensiones comenzaron en 2011, cuando el diario 'Superdeporte' ya afirmó que Villa se sentía molesto por los privilegios tácticos de la estrella azulgrana dentro del campo y la política de rotaciones de Guardiola, que afectaba a todos menos a Messi.

Esto coincidió con un emergente rumor acerca de las malas relaciones entre Villa y Pep, la baja forma del asturiano e incluso se trasladó a la realidad con las primeras suplencias del delantero español... hasta que llegó el Mundial de Clubes y se rompió. Aquello fue un horror para Villa, que acabó perdiéndose la Eurocopa, pero también supuso un respiro en todo el asunto. Y ahora las tensiones vuelven a emerger.



Guardiola había puesto como condición para renovar la salida del club de Villa, Alves y algunos otros pesos pesados "indignados" por el trato hacia Messi del vestuario azulgrana. Quien está en contra del Mesías debe ser sacrificado. Esa es la máxima. Villa se lo huele y empieza a haber serios problemas, por mucho que todos quieran ocultarlo. La cosa es que los actores seguirán haciendo el paripé públicamente hasta que suceda algo que haga que no puedan evitar mostrar las tensiones del vestuario. Y eso no sucederá mientras no hata derrotas de por medio. Pero no es todo tan bonito como lo pintan en el vestuario culé.


Deja tu Comentario