2011-06-20 13:06 FC Barcelona Por: Administrador

Villa podría ser la llave de los fichajes de Cesc y Rossi



Después de los 28 millones, más 11 en variables, que ha costado Alexis Sánchez si el presidente del Udinese no se sube a la parra pidiendo más a última hora, las arcas del FC Barcelona se han quedado exhaustas para seguir afrontando el capìtulo de fichajes. Según los planes de Sandro Rosell, quedan 16 millones para gastar si incluimos los variables en el montante total de la operación.

Con eso no llega para comprar a Cesc ni tampoco a Rossi, aunque se espera sacar un mínimo de diez millones por el traspaso de Rossi al Roma. La situación es delicada porque los responsables económicos del club consideran que es más normal que el próximo año el equipo esté más necesitado de fichajes que este verano, dado que el Barça es ahora mismo quien ostenta la hegemonía del fútbol mundial, por lo que adelantar dinero previsto para gastar en el próximo ejercicio supone un riesgo elevadísimo tanto económica como deportivamente.



No hay que olvidar que la junta de Rosell avala con su patrimonio las cuentas del club y que existe un interés evidente en sanear cuanto antes la economía para liquidar la responsabilidad patrimonial que pesa sobre todos los directivos. Guardiola es consciente de la situación y ahora mismo está en discusión la posibilidad de acceder a sus peticiones (Cesc y Rossi) estudiando las ofertas que han llegado por David Villa.

Tanto Manchester City como Chelsea estarían dispuestos a pagar algo más de lo que desembolsó el Barça por él al Valencia el verano pasado. Después de un año de amortización, la operación contable sería redonda. Por otra parte, Villa podría coincidir en el Manchester City con su amigo Silva y, además, beneficiarse de un importante aumento de salario.

La operación está en fase embrionaria, pero desde el FC Barcelona empieza a sopesarse esa posibilidad que abriría las puertas de par en par a Cesc y a Rossi. Todo dependerá también del interés que pongan en el jugador los clubs interesados y de la predisposición del jugador al cambio. En el club, de cualquier forma, no se quiere forzar la situación y si Villa no desea abandonar el FC Barcelona, nadie le va a invitar a hacerlo. Pero es una posibilidad que a día de hoy se estudia en el Camp Nou. En caso contrario, Cesc seguirá un año más en el Arsenal y Rossi acabará en la Juventus o el Inter, los otros clubs que se han interesado por él.




Deja tu Comentario