2011-10-07 20:10 Real Madrid Por: Administrador

Villar se plantea perdonar a Mourinho por el dedazo a Tito



El próximo año hay elecciones en todas las federaciones olímpicas, incluida la de fútbol, y Villar se enfrenta a la campaña más complicada para volver a ser reelegido presidente de la RFEF, cargo que ocupa desde 1988 y que ha renovado en las cinco elecciones posteriores (1992, 1996, 2000, 2004, 2008). 

El controvertido Villar, conocido en los últimos tiempos por el famoso Villarato que cuestiona la imparcialidad de los árbitros cuando arbitran a Barcelona (a favor) y Real Madrid (en contra) tiene un dato más en su extenso currículo. Cada vez que sale reelegido presidente de la RFEF o la selección española gana un título (Eurocopa 2008, Mundial 2010), se encarga de hacer de buen samaritano y perdonar las sanciones de partidos consideradas leves. Este es el caso de la sentencia contra Mourinho (2 partidos) y Tito Vilanova (1 partido) por los incidentes de la Supercopa de España, en que las provocaciones del azulgrana terminaron con el dedo de Mou en el ojo del catalán. Este contestó con una colleja.



Por poner un ejemplo cercano (y quizás en la línea del Villarato), el año 2000 Villar salió reelegido por tercera vez. En la temporada que terminó justo antes de esas elecciones, el FC Barcelona dejó plantado al Atlético de Madrid en el Camp Nou en una eliminatoria de Copa. En el partido de ida los colchoneros vencieron por 3-0, pero en la vuelta el Barcelona nunca saltó al campo por la cantidad de bajas que arrastraba. Solo había diez jugadores disponibles para ese partido, entre los que se encontraban Carles Puyol, Xavi Hernández, Pep Guardiola y el segundo entrenador, José Mourinho, en el banquillo catalán. Estos se quedaron en la línea de banda a la espera de que se suspendiera el encuentro, lo que debió suponer la expulsión del Barcelona de la Copa para la temporada 2000-01, pero Villar perdonó a los de Barcelona. El Camp Nou presentaba una imagen desoladora con apenas 3.000 espectadores. 

Player Video...
//

 

Es decir, que si España gana la Eurocopa 2012 o Villa sale reelegido presidente, Mourinho y Vilanova tienen muchos números de quedar impunes. 



 


Deja tu Comentario