2017-02-26 22:02 FC Barcelona Por: Administrador

Villarreal: el escenario en donde atraca el Real Madrid y roban al Barça



Fede Peris Hace semanas que venimos denunciando en la página del Barça de Madrid-Barcelona.com el fraude que está presidiendo la presente edición de LaLiga en la que existe un doble rasero para medir al Barça y al Real Madrid. Mientras desde Madrid intentan crear cortinas de humo para embaucar a los mentalmente débiles que quieran dejarse engañar detrás de falacias como que los árbitros favorecen al Barça, desde aquí hemos denunciado los constantes fraudes que rodean a la trayectoria del equipo blanco en esta competición. El de hoy ha sido especialmente sangrante porque es comparable al de la visita del FC Barcelona a este mismo escenario, en donde le birlaron dos puntos que ahora le irían muy bien al Barça para afirmar su superioridad en el campeonato. Esos dos puntos y los de Sevilla, con el gol que entró medio metro y no se dio o... La lista no se acaba. De haber existido justicia en esta competición el Barça le llevaría al Real Madrid entre ocho y doce puntos de ventaja. Pero no hay justicia, ese es el problema.

El doble rasero de la vergüenza

En Villarreal al Barça le escamotearon dos penaltis de libro por manos claras de Bruno Soriano. En una de ellas incluso se lanzó en plancha como un portero para desviar la trayectoria del balón extendiendo el brazo desde el suelo. El árbitro no quiso pitar penalti. Hoy, al mismo protagonista le ha llegado el balón a la mano procedente de un rebote y el árbitro no lo ha dudado: penalti. Es el doble rasero que llena o debería llenar de vergüenza al madridismo, aunque cuesta creer que en ese club conozcan la palabra vergüenza después de comprobar cómo se han aprovechado del campo atrás que les ha dado la Copa del Rey de baloncesto para mofarse de las víctimas de sus atracos en la cara. Y mientras la Caverna casposa va hablando de los penaltis que le pitan y no le pitan al Barça, la realidad es que el Barça no gano en Villarreal y se dejó dos puntos por culpa de dos penaltis no señalados a su favor, mientras que el Real Madrid se va del mismo escenario con los tres puntos en el bolsillo gracias a un penalti discutible a su favor, que se ha pitado, y a otro en contra también discutible, que no se ha pitado, por supuesto.

"¡Así gana el Madrid!"

Villarreal constituye un excelente ejemplo para establecer comparaciones. "Así gana el Madrid", gritaban desde la grada del estadio de La Cerámica. Poco original. Lo de siempre y en todas partes. ¿Por qué será?  Hoy ha sucedido lo habitual cuando el Real Madrid lo pasa mal y necesita echar mano del comodín del árbitro. Ese comodín que lleva al Madrid en volandas y que hunde al Barça cuando se pone gallito. Es así de crudo. Esta liga esta falseada, es puro fraude. Los árbitros están decidiendo  con sus actuaciones quién debe ser el campeón. Lo de hoy ha sido muy descarado, especialmente si lo comparamos con lo que vivió el Barça hace unas semanas en este mismo escenario. Un jugador se lanza en plancha dentro del área para desviar la trayectoria del balón con la mano y no es penalti. Un balón entra medio metro en la portería y no es penalti... Un balón rebota en la mano de un jugador, y es penalti... fundamentalmente porque eso le conviene al Real Madrid. Sencillamente vergonzoso. Y ahora saldrán los trogloditas de las cavernas recordándonos el tiempo que hace que no le pitan un penalti en contra al Barça. ¿Tendrán vergüenza? No.  

Deja tu Comentario