2013-09-16 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

Vuelve el niño que creció al lado del Camp Nou



Jordi Calls

Bojan Krkic será uno de los grandes protagonistas del partido que este miércoles disputaran Barça i Ajax en el Camp Nou, en la estrena en la Liga de Campeones de ambos conjuntos. El de Linyola, que aún tiene el título de máximo goleador de las categorías inferiores del club azulgrana, vuelve a la ciudad que le vio crecer como futbolista. Aun así, quiere dejar los sentimientos de lado: “Cuando juegas a futbol no hay sentimientos. Durante 90 minutos defiendes un club, una camiseta y una afición” ha afirmado el futbolista que ha añadido: “Daré lo máximo, los sentimientos son por antes o después de un partido”.



 El delantero, que no está disfrutando de muchos minutos con el equipo holandés, prevé “un partido muy bonito” y asegura que “tenemos que afrontar el partido con muchas ganas y mucha seriedad ya que nos enfrentamos al mejor equipo del mundo y esto nos tiene que motivar mucho”.

Bojan volverá al Camp Nou tres años después, con la experiencia que le ha dado jugar en el  Calcio (Roma y Milán) y con la esperanza de dar lo mejor de sí mismo para volver a vestir algún día la camiseta azulgrana. Aunque oficialmente es jugador del Barça, está cedido al Ajax una temporada, el de Linyola no piensa en el futuro aunque eso sí, se muestra muy agradecido a la entidad barcelonista: “Aprendí muchas cosas y fue este club el que me dio la posibilidad de debutar en la elite y poder formar parte del futbol profesional”.

Muchos recuerdos y muchas vivencias las que recordará Bojan Krkic cuando pise el terreno de juego del Camp Nou y levante la cabeza. En las siete temporadas que jugó en las categorías inferiores de Can Barça marcó más de 800 goles con una camiseta que el miércoles será la del equipo rival. Tampoco lo deben haber olvidado muchos culés, sí, aquel niño que con solo 17 años fue la gran alegría de la temporada 2007-2008 en la que el conjunto azulgrana solo pudo acabar tercero en la competición liguera. Luego vendría Josep Guardiola y todos los triunfos históricos, pero de bien seguro que alguien recordará ese “niño” que antes que tocáramos el cielo con los dedos, un día logró hacer sonreír la siempre difícil parroquia culé. 




Deja tu Comentario