2012-08-30 13:08 FC Barcelona Por: Administrador

Xabi Alonso, como siempre, debió ser expulsado



Desconocemos si cumple órdenes de su entrenador o si le sale del alma, lo cierto es que Xabi Alonso se transforma cuando tiene al Barça delante y saca a relucir lo peor de sus más bajos instintos. Anoche, cuando apenas se llevaban tres minutos de juego, le pisó la mano a su "compañero" Xavi sin contemplaciones demostrando ser un excelente discípulo de Pepe. Luego ejecutó ante las narices del árbitro un placaje en toda regla a Messi siguiendo el reglamento del rugby más que el del fútbol. Y como el árbitro amigo de Mourinho le dejaba hacer, siguió con su repertorio de suciedades. En la siguiente sacudida a Messi a Mateu Lahoz no le quedó más remedio que enseñarle la tarjeta, aunque luego le perdonó la expulsión tras una agresión con patadón incluido a Tello.

Da la sensación de que este chico anda algo desquiciado. Quizá aspire a tener más protagonismo en los éxitos de La Roja, en donde las estrellas blaugrana le dejan en un segundo plano relegando al papel de simple escudero. Quizá es que el Xavi bueno, el Xavi de verdad, se escribe con uve. Quizá por eso dio aquella imagen tan lamentable en las celebraciones. Quizá. Lo cierto es que su comportamiento ante el Barcelona deja mucho que desear. Y el tema va a más.




Deja tu Comentario