2014-03-04 23:03 Real Madrid Por: Administrador

Xabi Alonso le da un palo al Barça en France Football



La revista francesa France Football  en la que respasa su actividad en el Real Madrid y en la selección española. Os ofrecemos un resumen de sus respuestas más interesantes. La madurez

Es saber qué hacer en cada momento del partido. Cuando todavía no eres maduro, tienes muchísima energía, pero haces cosas que no son lo que tu equipo necesita. La madurez, es saber medir tus esfuerzos, tomar las buenas decisiones muy rápidamente. Un centrocampista como yo debe tomar muchas pequeñas decisiones correctas. Cuando eres joven, puedes ser brillante en una elección, pero te equivocas en otras tres. Para un delantero, ser brillante, es marcar. En mi puesto, es ser fiable. No cometer errores jamás. Algunos deben ser “desequilibrantes”, yo debo ser "equilibrante". Esta combinación hace buenos a los equipos.



La importancia del mediocentro

Sí, pero eso cambió mucho. Los seguidores vieron que, en la selección española, los centrocampistas defensivos mejoraban la calidad general del equipo. Hoy nos dan más valor. En el extranjero, en Inglaterra, en Alemania o en otro lugar, la gente se pregunta pór qué no tienen la posibilidad de tener centrocampistas con nuestras características y nuestro talento. Argentina, por ejemplo. Esta selección posee cuatro delanteros fabulosos, pero ningún centrocampista de este tipo… Un medio defensivo moderno debe antes de todo saber jugar al balón. Ser físico y contundente, pero también crear el juego.

Su concepto de la posesión del balón



 La posesión efectiva es esencial. Tener el balón por tenerlo no tiene sentido.

¿Por qué volvió a España y al Madrid?

Fue en 2009 y creo que hice una buena elección. Después de cinco años en el Liverpool, necesitaba un cambio. Y qué mejor que el Real Madrid, el club más grande y más exigente que existe. Había llegado el momento de apostar por esa oportunidad. Vivir el día a día en Madrid es más fuerte y más duro que en cualquier otro equipo. Lo que pide este club, es ganar, ganar, todavía ganar, y además jugar bien. El Liverpool consiguió ganar cinco Copas de Europa, pero no es lo mismo. Allí el día a día es más distendido, menos pesado. En el Madrid, la presión y la exigencia son constantes. Quería ver si estaba en condiciones de relevar el desafío.

¿La cultura del fútbol evolucionó en España?

Sí, en el sentido que sabemos combinar todas las diferentes calidades que tenemos. La riqueza técnica y el espíritu ganador ahora van juntos. Si juegas bien pero en el momento de la verdad no sabes ser competitivo, no sirve mucho. En el fútbol, hay que saber correr y sufrir. ¿Para qué sirve el juego bonito si no hay una victoria al final? El futbolista español aprendió también a ponerse al servicio del equipo. Yo, como jugador, soy bueno, pero yo soy bueno para los otros. Los jóvenes ven a los mayores evolucionar con esta filosofía y se impregnan de eso.

La selección, con hombres de Mourinho y Guardiola

Lo que permitió eso es la calidad intrínseca de los jugadores. Y, sinceramente, todos reflexionamos antes de ponernos al servicio del colectivo. Nadie quiso brillar individualmente. Y así conseguimos reunir las piezas del rompecabezas. Una base que permitió a los nuevos jugadores integrarse sin problema. En la Selección, somos compañeros de equipo, pero defendemos también los colores de nuestros clubes. Uno no impide el otro.

Los clásicos más calientes. ¿Cambiaría algo?

¡Seguramente no! Hubo más tensión de lo habitual, pero conseguimos pasar por encima de todo esto. ¿No voy a hablarte porque me diste una patada en un Madrid-Barça? ¡Seamos serios! Para mí, lo que pasa durante un clásico se queda ahí. Cuando nos encontramos en la Roja, es una historia diferente. Contrariamente a lo que cuentan los medios en España, mantengo relaciones excelentes con los jugadores del Barça.

Busquets

Mire el caso de Busquets, con el que juego en el centro del campo. Conozco bien sus calidades y conoce bien las mías. En el club, jugamos más o menos a la misma posición, pero, en la Selección, nos damos cada uno más libertad. Uno cubre al otro. "Busi" es muy inteligente, muy táctico y muy competitivo. Nos entendemos verdaderamente muy bien. Su larga renovación por el Real Madrid

Quería estar seguro de estar bien físicamente. Una herida al nivel del pubis me molesto mucho la última temporada. De enero a mayo de 2013, no estaba el mismo sobre el césped, no estaba a mi nivel. He sido operado en junio y mientras no había encontrado de nuevo la competición y el nivel que debía ser el mío, no deseé prolongar. No escogí el camino más fácil. No era por cuestiones de dinero o de ganas. Me pregunté: "¿Estás dispuesto a pasar todavía dos años aquí? " Cuando la respuesta fue sí, fue simple prolongar.

Estados Unidos

No descarto esta hipótesis en el futuro. Veremos dentro de dos años cómo me siento. No descarto nada, ni Europa, ni la Real Sociedad, ni quedarme todavía más tiempo en el Real Madrid si, al final de este nuevo contrato, compruebo que tengo buenas sensaciones físicas. Lo que estoy seguro, es que jamás me arrastraré sobre un terreno. Es una cuestión de honor y de dignidad.

El equilibrio de Ancelotti

Estamos bien organizados en el campo. Hasta los delanteros nos ayudan. Con esto, es mucho más fácil controlar el partido desde el centro del campo. Nuestro trabajo beneficia a los defensores, que están menos en peligro. Y, lógicamente, el guardameta está menos solicitado y encaja menos goles. Esta influencia positiva de una línea sobre la otra, permite el equilibrio. Algo que será esencial a partir de abril, cuando se presentarán las citas decisivas: los cuartos de final de la Liga de Campeones, la final de la Copa del Rey y la recta final de la Liga. Si hay sólo siete jugadores que defienden, no será suficiente. Debemos defender y atacar juntos.

Cristiano Ronaldo

Claro. Hablo mucho con los de arriba y los de detrás. Es mi tarea como centrocampista. Desde mi posición, veo bien el juego y a veces le digo: "Cris, ayúdanos". Y lo hago naturalmente, con sencillez. De la misma manera que un defensor también me dice: "¡Xabi, debes hacer esto!" Para un jugador joven sería más difícil decirlo pero yo, tengo experiencia.

Benzema

Karim aporta mucho en todos los aspectos. Controla muy bien el balón, sabe asociarse con sus compañeros y marca muchos goles. Es un jugador delicioso y muy fino en todo lo que realiza. Y es muy inteligente en sus movimientos.

Varane

¡Varane me gusta mucho! Rafa posee, ¿cómo decir? Una facilidad increíble para hacer las cosas, para ganar los duelos, para anticiparse, como si no le costara nada. Todo es más natural y simple cuando juega. Es muy fuerte táctica, técnica y físicamente. Siempre saca los balones de una manera muy limpia . Verle jugar es un placer.

La aportación de Ancelotti

Tiene una personalidad que le permite gestionar el vestuario con talento y hablar fácilmente con los jugadores. Pero todo esto lo combina con una gran autoridad. Cuando hay que exigir, lo hace. Ancelotti es mucho más que su imagen de hombre tranquilo. El que no da el 100% es castigado por el entrenador, lo puedo asegurar. Sin embargo, con él, el ambiente es agradable. El futbolista es consciente de sus responsabilidades pero, al mismo tiempo, siente la confianza del entrenador.


Deja tu Comentario