2014-04-16 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

Xabi y Xavi tienen muchas cosas que decirse en el campo



Joan Tubau

Xavi Hernández y Xabi Alonso portagonizarán esta noche un duelo especial. Al margen del choque de sus respectivos estilos, el toque del blaugrana y la "pegada" en el más amplio sentido de la palabra del madridista, se enfrentarán esta noche dos personalidades muy marcadas que ostentan el liderazgo de ambos equipos. Las relaciones entre los cerebros del Barcelona y el Real Madrid atraviesan por un periodo bajo mínimos.



Todo empezó con el diluvio de clásicos vividos por ambos equipos en el 2011. Ahí Xabi Alonso, abducido por Mourinho, tradujo en el césped todo el odio que el técnico portugués tenía hacia el Barcelona, algo poco comprensible si tenemos en cuenta que el padre del donostiarra, Perico Alonso, defendió en su momento la camiseta del FC Barcelona. Pero Xabi Alonso hizo suyos los principios fundamentales de Mourinho, basados especialmente en las trampas y el juego subterráneo, y los llevó a la práctica de forma ejemplar. A los jugadores del Barcelona no les pasó desapercibida la actitud de un Alonso que salía al césped a pegar, a buscar el tobillo del contrario, a hacer faltas tácticas con el consentimiento arbitral. De hecho Alonso provocó más de una tangana que todavía no se le ha perdonado. Tampoco le han perdonado los jugadores del Barcelona su actitud chulesca y barriobajera en el último clásico del pasado año en el Bernabéu cuando le tocó la cara a Messi con la mano con la clara intención de intimidarle y provocarle para que respondiera.

Pero las diferencias entre Xavi y Xabi nacieron cuando en uno de los clásicos de 2011 el madridista le propinó una patada alevosa al barcelonista. Éste le dijo que fuera con cuidado porque tenía molestias en los tendones y podía lesionarse de gravedad. La respuesta del madridista fue acordarse de su madre en términos nada educados. Así fue cómo Xabi Alonso empezó a ser "non grato" en el vestuario del Barça.

Sus modos no gustan en el Barça y llevaron en su momento a Xavi Hernández a borrarse de una campaña publicitaria que debía compartir con el madridista. En su lugar participó Puyol. A partir de entonces la relación entre ambos en las concentraciones de la selección española es prácticamente nula. Exclusivamente profesional. Buenos días, hola y adiós.



En el Barça tampoco gustaron nada las recientes declaraciones de Xabi Alonso cargando contra Busquets y sosteniendo que "si lo de Busquets a Pepe es al revés, se habría magnificado". Y han sentado mal porque lo de Pepe y Busquets, que no fue nada, es un juego de niño comparado con las marrullerías que los jugadores del Barcelona han tenido que soportarle a él y a sus compañeros en los últimos años. Xavi no pudo reprimirse y respondió: "Algunos compañeros de selección están siendo muy injustos con Busquets", especialmente porque el pisotón real de Pepe a Messi no sólo no se tapó sino que los medios de Pérez se encargaron de obviarlo mientras que a día de hoy siguen insistiendo y repitiendo las imágenes de supuesto pisotón de Busquets a Pepe que no llegó a producirse.

En el vestuario del Barça no entienden que el futbolista más marrullero y antideportivo del Real Madrid se atreva a cuestionar comportamientos de los demás que no alcanzan ni de lejos la gravedad de sus propios actos. Y menos tratándose de compañeros de selección.






Deja tu Comentario