2013-04-17 23:04 Real Madrid Por: Administrador

Xavi va de filósofo para intentar creerse las mentiras de La Masía



Ahora, dice Xavi, resulta que el resultado final en el fútbol es lo de menos. La estabilidad deportiva y económica de un club, y más aún de uno tan grande como es el Barça, depende casi exclusivamente de que las cosas vayan bien sobre el césped, pero no importa. Él, a lo suyo.

"El fútbol se juega para ganar, pero nuestra satisfacción tiene que ser doble. Otros equipos ganan y son felices, pero no es lo mismo. Falta identidad. En el fútbol el resultado es un gran impostor. Tú puedes hacer las cosas muy, muy bien y no ganar. Hay algo más importante que el resultado y más duradero: una herencia".



De lo que Xavi, y todos aquellos que se hayan creído este discurso bohemio del estilo se olvidan es de que, pese a que jugar bien sea todo lo importante que uno quiera, el reglamento del fútbol dictaminado por la FIFA dice que gana el que más goles marca en la portería contraria. Ni más, ni menos. Y el objetivo del juego no es tocar más veces el balón, sino marcar más goles y, por lo tanto, ganar.

Quizá debería inventarse un deporte paralelo en el cual no existieran las porterías, o fueran simplemente un elemento decorativo. Ganaría el que jugase de forma más vistosa. Aunque también, claro está, habría que definir quién decide cuál es el mejor estilo de juego o el más bonito. ¿Adivinan por dónde voy? Claro... Eso no se discute. Está preestablecido que el juego más bonito es el suyo, y quien piense lo contrario es un adalid del mal, es menos que los demás. Así piensan. Y lo peor de todo es que se lo creen e intentan hacérselo creer a los demás.

"El Barça siempre hace un juego directo. No esperamos para luego salir a la contra, por eso la gente se identifica con nuestro club. Los aficionados azulgranas nunca entenderían que el equipo no controlara o intentara dominar el partido.", reflexiona Xavi. Puede... Por un tiempo. La pregunta es: ¿Entenderían los aficionados del Barça que su equipo jugase maravillosamente bien al fútbol sin ganar nada en 25 años?.



El modelo del Barça ha sido un éxito porque ha estado acompañado de éxitos deportivos. De títulos. Jugar bien lo hacen hasta equipos que descienden de categoría, pero precisamente ese es el mejor ejemplo de que, a veces, con jugar bien no basta. Pero ellos pueden opinar así porque han ganado en base a ese modelo. Si no lo hubieran hecho, quizá sus valores serían otros y el 'jogo bonito', el contragolpe... o con el que se ganase algo. Lo dicho. Hipocresía pura y pensamiento único.


Deja tu Comentario