2012-10-29 12:10 Real Madrid Por: Administrador

Y al fin llegó la hora de Modric



La lesión del alemán y la sanción del tolosarra de cara al partido liguero del próximo fin de semana harán que el croata siga siendo de la partida titular en el Bernabéu frente al Zaragoza. Mourinho no tiene muchas más opciones y además, el balcánico por fin se ha adaptado. Eso es lo que parece después de que anoche diera un recital de juego de construcción en el Iberostar Stadi.

Superando en protagonismo a Xabi Alonso por momentos, Modric condujo el juego de creación del equipo. Apenas perdió balones o falló pases, filtró esféricos entre líneas y buscó siempre la mejor opción, el compañero desmarcado o el futbolista mejor colocado para dirigir los ataques. Tanto bajando a recibir como apareciendo en la medular o incluso en la frontal, la efectividad y la seguridad fueron las notas dominantes en su actuación.



Y precisamente para eso llegó Modric a petición expresa de Mourinho. Para complementar a Xabi, para añadir el toque que el equipo necesitaba para ganar en posesión durante los partidos. La segunda parte de Alemania y, sobre todo, el encuentro de ayer demostraron que Luka es un futbolista más de construcción que de último pase. Para eso está Özil. Ambos son más que compatibles. Toda la verticalidad y el desequilibrio del alemán, que se pierden cuando se encuentra retrasado, es lo que gana el grupo teniendo a Modric un escalón por detrás, actuando de escudero. siendo un segundo faro en el que apoyarse además de su socio (y aún líder) vasco.

Una combinación perfecta que hizo que el Real fuese en muchas fases del encuentro de anoche un equipo "tocón", exhibiendo precisamente eso que sus detractores siempre han criticado: Posesión. Sólo falta que el bueno de Modric no se relaje, que no baje el ritmo y también esperar qué hace Mou cuando recupere a toda su plantilla, ya que será difícil ver al equipo jugando sin un pivote defensivo. Pero lo importante es que la alternativa, al fin, ha llegado.


Deja tu Comentario