2012-10-08 00:10 FC Barcelona Por: Administrador

¿Y aún se atreven a decir que esto no fue penalti?



La desgracia para Andrés Iniesta es que esta noche no vestía de rojo. Si llega a vestir los colores de la gloriosa Roja, España entera y lo más rancio y casposo de la Caverna Mediática Mesetaria estaría clamando contra la injusticia arbitral. Pero Andrés, Don Andrés, vestía ayer de blaugrana. Y cuando eso sucede y el Real Madrid está delante, ya se se sabe que hay una parte de España que es más portuguesa que española.

Esta noche, sesudos creadores de opinión afines al Aparato de Propaganda que viste las mentiras de Florentino Pérez, insistían en que la entrada de Pepe no era penalty. Pepe va a por Iniesta, lo derriba y ni siquiera toca el balón. Algo tan evidente como eso se puede cuestionar en la capital del estado español. Es lo normal en estos casos. Como cuando se producen unas manos. Si el infractor es del Barça, son manos claras. Si el infractor viste de blanco, son involuntarias.



Pero lo peor de la agresión sufrida por Don Andrés por parte del portugués reincidente es que primero fue a achucharle en el mismo césped mientras el barcelonista aún estaba tendido en él. Es su estilo de futbolista pendenciero. Si no hay jaleo y tanganas no está contento. Pero después del partido y de pasar por la ducha, aún tuvo este tal Pepe la desvergüenza de llamar "lamentable" a Iniesta. ¿Quién se habrá creído que es este tipo, famoso en el mundo entero por su afición a las carnicerías, como quedó demostrado con Casquero? ¿Contra quién habrá empatado este advenedizo, pelota de Mourinho y enfrentado con el núcleo duro del vestuario blanco? Para hablar de don Andrés Iniesta (tres Copas de Europa, cinco Ligas, dos Eurocopas y un Mundial) tiene que lavarse primero la boca, que la tiene muy sucia. Menudo es el tal Pepe para acusar de "lamentables" a los demás. El mundo al revés.


Deja tu Comentario