2014-01-25 16:01 FC Barcelona Por: Administrador

¿Y cómo ha vivido Guardiola la dimisión de su "amigo" Rosell?



 Joan Tubau

Xavi Lemus quiso conocer la opinión de Pep Guardiola sobre la situación que está viviendo el Barça, supuestamente club de sus amores, con la dimisión de Sandro Rosell y el nombramiento de Josep Maria Bartomeu como nuevo presidente. El periodista de TV3 se coló en la rueda de prensa y formuló la pregunta en catalán. Y Pep, muy educadamente y en catalán, respondió con un elocuente "No comment".



No le costaba nada añadir alguna frase amable, un deseo de que el club siga adelante sin contratiempos, una esperanza de que la situación no entorpezca la marcha del equipo. Se supone que lleva al Barça en el corazón, o eso decía. Nada. Guardiola sólo fue capaz de hablar del Barça en una conferencia de prensa del Bayern Múnich para machacar a su presidente cuando éste era Sandro Rosell. Rosell ya no está y eso debe llenar de felicidad a Pep Guardiola, que ha puesto su granito de arena, primero huyendo del Barça y luego desde Alemania, para entorpecer la estabilidad de Rosell en el Barça.

Hoy no ha querido opinar. El Barça para él es un "no comment", quizá porque lo que le quedaba por decir sobre el Barça ya se lo echó en cara públicamente a Sandro Rosell. ¿Será necesario que vuelva Laporta para recuperar la cara más amable con el Barça de Guardiola? ¿O directamente será necesario que vuelva él como presidente para arreglar lo que los demás han estropeado?


Deja tu Comentario