2015-10-26 17:10 Real Madrid Por: Administrador

Y después de Mascherano, Luis Enrique, otro que tal



El Barça de Luis Enrique tuvo que sudar tinta para llevarse los tres puntos ante el Eibar. El partido, que estaba muy igualado en el marcador, se le complicó en los minutos finales al Barcelona después de la expulsión de Mascherano por insultar al colegiado. El ambiente estaba enrarecido y el gol del Eibar podía suponer un varapalo mayúsculo para el equipo culé. Luis Enrique, muy enfadado con la actuación del árbitro en la jugada de Mascherano, quiso mostrar la rabia contenido por lo sucedido y reaccionó de mala manera después del tranquilizador de Luis Suárez. El asturiano se dirigió a la zona del cuarto árbitro y en su cara empezó a hacer aspavientos y a gritar "¡tu puta madre!". Aunque las cámaras presenciaron esta fea desconsideración al colegiado, no fue reflejado en el acta arbitral.

Llama la atención la grave reacción del entrenador, sobretodo después de que al término del encuentro y ya sentado en la rueda de prensa, quiso dar ejemplo y reñir a Mascherano para que no vuelva a repetir sus actos en el campo. Si el propio entrenador del equipo reacciona así es normal que sus jugadores también prediquen con el ejemplo y repitan los actos de Luis Enrique. Hay que saber controlarse, ya sea dentro del campo o en los banquillos.




Deja tu Comentario