2015-04-09 19:04 FC Barcelona Por: Administrador

...Y dice Butragueño que Cristiano es un ejemplo para los niños



Emilio Butragueño defendió a Cristiano Ronaldo tras la victoria del Real Madrid ante el Rayo Vallecano. El ejecutivo blanco dijo que el delantero portugués "es un ejemplo para los niños". ¿Es ese el ejemplo que se espera que tomen los niños? ¿Mal perder, mal ganar, desprecio a la autoridad, no aceptar los contratiempos?

Las televisiones han leído en los labios de Cristiano Ronaldo: "Roba esto, caralho", le dijo al linier. Su concepto de la deportividad y ejemplo para los niños le llevó a dirigirse corriendo al linier, en cuanto marcó el primer gol, para soltarle eso a la cara acompañando sus palabras con una parte de su ya tradicionales y habituales gestos de "robar y robar" que ya ha expresado en repetidas ocasiones cuando se siente perjudicado. No fue a abrazar al compañero que le había servido el gol en bandeja. Para él lo importante era acercarse al linier para humillarle con su ofensa y de paso encrespar al público.



La Liga de Fútbol Profesional y la Comisión Antiviolencia se han unido para erradicar la violencia del fútbol tratando de imponer la deportividad y los buenos modos en las gradas. Y castigan a los clubs cuando el comportamiento de sus aficiones es grosero. ¿Y quién defiende a las aficiones, y en este caso a la clase arbitral, de los comportamientos barriobajeros de los protagonistas del espectáculo? Además, en el caso de Cristiano Ronaldo llueve sobre mojado. Es reincidiente. Y seguirá reincidiendo porque, en lugar de meterle en vereda con un severo correctivo para que se reconduzca como un deportista que pueda servir de ejemplo a los niños, el comité de competición desautorizará al árbitro y le quitarán la tarjeta.

Sostiene un refrán que "cree el ladrón que todos son de su condición". No se trata de aplicárselo ahora a él porque sería ponerse a su mismo nivel. Pero Cristiano Ronaldo sabe muy bien, aunque calle, lo que sienten sus rivales cuando los árbitros pican y dan por buenos sus piscinazos. Sucede que los rivales no son como él. Son deportistas y sus quejas son de otra manera. Pero Cristiano tiene más que callar que de denunciar.

Cristiano Ronaldo acusó de ladrón al linier con sus gestos y de palabra. Y no le va a pasar nada. La vida seguirá igual y hasta la próxima. El problema es que comportamientos deleznables como éste sirvan para que Butragueño se atreva a decir que son ejemplares para los niños. Pues mire usted, no. No queremos que nuestros niños sean así. Y menos con 30 años, que ya ha tenido tiempo el chico de madurar y de dejar de comportarse como un niño consentido.



El futbolista de Madeira colecciona un buen surtido de gestos feos y antideportivos. El último episodio fue esta misma temporada en el campo del Córdoba, donde Ronaldo pisoteó a un rival y se sacó polvo del escudo de la FIFA cuando se marchaba expulsado hacia el vestuario, abucheado por la afición cordobesa, después de haber repartido dos patadas y un puñetazo a los rivales. ¡Menudo ejemplo!

Otros capítulos polémicos de Cristiano Ronaldo han sido sus palabras prepotenes, como cuando afirmó que es rico, guapo y buen jugador o cuando le espetó a Walter Pandiani "¿y tú cuánto cobras?" en un Osasuna-Madrid. En su etapa en el Manchester United también se enfrentó a las aficiones de varios estadios, igual que en la Liga española. ¿Seguro que Cristiano es un ejemplo, 'buitre'?

Y luego va Leo Messi en el Bernabéu, lanza un balón fuera del campo y la prensa afín le acusa de intento de homicidio. Así vamos.


Deja tu Comentario