2012-10-15 09:10 Real Madrid Por: Administrador

Y esto, ¿lo paga la FIFA?



No serán demasiados los partidos en los que José Mourinho no podrá contar con ninguno de sus laterales zurdos al mismo tiempo, dado que el periodo estimado de baja para Coentrao no es de tanto tiempo, pero el Celta y el Dortmund serán los primeros que se beneficiarán de estas ventajas. Por otro lado, la mala suerte que está asolando al conjunto merengue hace que el club cruce los dedos para que el resto de frentes abiertos no pasen de ser jugadores con molestias o sobrecargas a futbolistas igualmente lesionados de larga duración.

En este apartado se encuentran hasta seis jugadores más. Higuaín, (que sufrió un golpe en la cadera con Argentina), Di María, Khedira, Sergio Ramos (no entrenó con España en el día de ayer), Pepe y Cristiano Ronaldo. Todos ellos han sufrido dolencias en los últimos días y habrá que ver cómo regresan a la disciplina del equipo blanco, que podría afrontar los próximos meses de competición con auténticos problemas para confeccionar el once.



La plantilla del Real Madrid es muy polivalente y dará para sobreponerse a estos contratiempos, pero una vez más, los hechos ponen sobre la mesa la necesidad de buscar un equilibrio en la política de préstamo de futbolistas cuando éstos se marchan con sus Selecciones. Imagínense por un momento que al equipo blanco se le comunican hasta ocho bajas prolongadas después de este parón. ¿Cómo tendría que sentirse el club? Se trata de un tema viejo y desgastado, pero es hora de que las Federaciones empiecen a pagar por disfrutar del servicio de los jugadores.

Al fin y al cabo, el fútbol de Selecciones supone un chollo para los estamentos federativos nacionales. No pagan dinero a los clubes y disponen de los futbolistas cuando y como les place, sin tener que rendir cuentas después cuando los devuelven lesionados, al tiempo que se "forran" a costa de los partidos y la imagen publicitaria de sus estrellas. No es de extrañar, pues, que en determinadas ocasiones los clubes se nieguen a ceder a sus hombres, especialmente para encuentros amistosos como son los que, por cierto, estaba jugando Brasil, al estar ya clasificada para el Mundial.

Sin embargo, ¿quién va a pagar las pérdidas económicas que supone tener a Marcelo de baja durante tres meses por nada? El Madrid. Deportiva y financieramente. ¿No sería mejor reorganizar todo el calendario para quitar todos los parones por Selecciones que se llevan a cabo durante el año y acabar las Ligas antes para dar paso al fútbol internacional después, en el mes de mayo por ejemplo? ¿Un pre Europeo o un pre Mundial, como se hace en otros deportes? El fútbol de Selecciones es uno de los mejores ejemplos de que los intereses económicos lo dominan todo en el deporte Rey. Algún día el modelo reventará, y probablemente lo haga cuando los clubes se pongan en su sitio.




Deja tu Comentario