2012-09-24 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

¿Y esto no era penalti?



Alexis Sánchez se iba directo a portería cuando fue derribado dentro del área por Toño con el brazo y con la pierna. El árbitro, Del Cerro Grande, no quiso enterarse. Tampoco quiso ver otro clarísimo derribo a Cesc Fàbregas dentro del área del Granada tras una patada de Iriney en su tobillo. Lo más grave del caso es que esta jugada se produjo ante las narices del linier, que prefirió mirar para otro lado. Era mismo linier que en una jugada previa no quiso ver que un balón había salido fuera del campo en su totalidad, lo que dio pie a una jugada del Granada en la que un delantero se plantó solo ante Valdés. Afortunadamente, el acierto del meta blaugrana invalidó el error grave del linier. También se produjeron unas manos de Nyom dentro del área, pero a diferencia de lo que sucede cuando es un defensor del Barcelona quien toca un balón con la mano en el área, el árbitro interpretó que no hubo voluntariedad del defensa andaluz. La voluntariedad sólo existe cuando el infractor es un jugador del FC Barcelona. Los árbitros están mostrando su verdadera cara en estos compases iniciales del campeonato. Da la sensación de que no interesa que el Barça se distancie aún más del Real Madrid y se trata de echar un cable a los blancos, frenando al Barcelona, para recuperar la emoción de un campeonato que promete ser un tostón por la aplastante superioridad del Barcelona sobre todos los demás. Ni siquiera jugando contra doce impiden al Barcelona contar todos sus partidos con victorias.


Deja tu Comentario