2015-02-24 22:02 FC Barcelona Por: Administrador

Y le llamaban "gordo" los enemigos del Barça



Fede Peris

Tipos como Jiosep Pedrerol le llamaban "gordo". Tenían prisa por destrozarle. Ya estaba crucificado antes de debutar. Gordo, lento, sin ritmo, mal profesional. La artillería pesada, muy pesada, pesadísima,  de Florentino Pérez apuntó y disparó. Pero Luis Suárez se ha salido bien, ha encontrado su rol en el equipo y después de la etapa de asistencias, empieza a carburar con los goles.



Si su rendimiento mantiene la progresión ascendente que está mostrando hasta ahora, los defensores más casposos de la doctrina de Florentino Pérez le encontrarán algún defecto. Por ejemplo, que Messi se lo quiere cargar porque le hace sombre, como sucedió con otros. Pero esa película, por vista, empieza a aburrir y ya no es creíble. Suárez se ha encargado hoy de cerrarles a todos la boca con lo que mejor sabe hacer, con goles. Por algo es el vigente Bota de Oro sin necesidad del maquillaje de los penaltis y las ayudas arbitrales que recibe el protegido que se va de fiesta y desprecia a los periodistas que más babean ante su imagen.

Suárez hoy ha superado a Messi y Neymar en una faceta. Ha llegado a los cinco goles en Champions League con sólo cinco partidos disputados en esta competición. Neymar ha disputado el mismo número de partidos en Champions League, pero de momento se ha quedado en cuatro goles (3 al Celtic y 1 al Atlético). Y Leo Messi, por su parte, necesió 14 partidos para llegar a cinco partidos. Luis Suárez ha confirmado hoy que es digno de compartir tripleta atacante junto a los otros dos tenores. No sólo no desentona sino que es capaz de brillar por encima de los otros. Dando asistencias o marcando directamente, como hoy.

 

Deja tu Comentario