2015-06-07 20:06 FC Barcelona Por: Administrador

Y Morata se quedó con las ganas de sacar la bandera



Fede Peris

El madridismo le puso una vela a su inspiración, el madridismo se encomendó a Álvaro Morata como último clavo ardiendo para impedir que el Barça se llevara La Quinta. Hasta Tomás Roncero invocó al esíritu de Morata para evitar que el Barça llenara de rabia al madridismo más radical con un triunfo en Berlín.  Y Morata marcó, pero su gol no fue suficiente para parar al mejor equipo de Europa. Sus goles sólo sirven para apear al Madrid de Europa.



Y Morata se ha quedado con las ganas de sacar la bandera de España para festejar el triunfo sobre el Barça. Y es que este Barça es mucho Barça para el Real Madrid en la Liga, para el Athletic en la Copa y para la Juventus en Europa. Quiso hacer feliz al madridismo, pero no fue capaz de evitarle a su antigua hinchada entrar en estado de depresión ante el fracaso de los suyos y el éxito del eterno rival. Otra vez será, porque de momento el ciclo del Barça no se acaba.


Deja tu Comentario