2015-07-21 23:07 FC Barcelona Por: Administrador

¿Y si los corruptos estuvieran en UNICEF?



Pedro Riaño

Sólo hay que escarbar un poco para descubrir señales de sospecha sobre la ética y las buenas prácticas de UNICEF, el organismo que, por definición, es bueno en el universo Barça en contraposición con los demás, que son los malos y corruptos. Nadie duda de los nobles objetivos de UNICEF. Otra cosa es que éstos se cumplan con el mismo nivel de bondad. De entrada, un organismo tan sobredimensionado precisa de una estructura inmensa, lo que significa que sólo una parte del dinero que entra en UNICEF pensando en los niños necesitados va a parar a esa noble causa. Hay que pagar una estructura compuesta por una sede central en Nueva York y numerosas oficinas repartidas por el mundo.



El origen
UNICEF fue creada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1946 con el fin de atender las necesidades más primarias de la población infantil al término de la Segunda Guerra Mundial.  Desde entonces mantiene estrechas relaciones de cooperación con los gobiernos nacionales, las otras agencias de Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales detectando las necesidades de los niños y las mujeres y desarrollando proyectos y acciones concretas que permitan satisfacerlas y promover al mismo tiempo el desarrollo social. UNICEF también cubre las necesidades de emergencia de los niños y mujeres afectados por guerras, conflictos civiles y desastres naturales.

Financiación
UNICEF se financia con las contribuciones gubernamentales y con donaciones del sector privado. El público en general contribuye a su financiación adquiriendo productos, como sus postales, o colaborando en otros eventos ideados para recaudar fondos. Existen dudas razonables de que en algunos casos las donaciones lleguen a su destino, al destino de quien necesita ayuda. UNICEF se ha desarrollado y dispone de una amplia estructura que se mantiene con las donaciones, lo que significa que una parte del total que recauda se queda en el sufragio de los costes de la oerganización, que en muchos casos debe hacer frente a altos salarios de ejecutivos de altos vuelos que han sido vistos desplazándose por África en vehículos de lujo y alojados en los hoteles más costosos.

UNICEF en el fútbol
UNICEF depende de las Naciones Unidas y su nombre figura en las camisetas del FC Barcelona y del Boca Juniors. El club argentino cede a UNICEF un dólar por cada camiseta que vende en el mundo. El Barça 1,5 euros más un fijo anual. De esta manera ambos clubs tratan de ganarse las simpatías del mundo haciendo hueco en su camiseta a una organización humanitaria y sensible especialmente con los niños desfavorecidos del Tercer Mundo. Pero UNICEF también presenta  problemas de transparencia en sus cuentas y contradicciones en su plan estratégico.



3.100 millones de presupuesto
Para 2015 UNICEF calcula un presupuesto de 3.100 millones de dólares. Un objetivo extraordinario que precisa de mucho dinero para personal y para gastos de infraestructuras que nunca llegarán a los proyectos seleccionados. Y no será por aportaciones desinteresadas.  3.100 millones de dólares es la cifra que ha reclamado UNICEF para poder atender a 62 millones de niños que se encuentran en situación de riesgo en todo el mundo. Son mil millones más que el año pasado.

Mal uso del dinero solidario
Paralelamente circulan por Internet versiones que sostienen que del centenar de ONGs colaboradoras con UNICEF apenas existen 23, mientras se descubre que en la oficina de UNICEF de  El Salvador una persona se ha puesto un sueldo de 6.000 dólares al mes y utiliza el carnet de la organización para amueblarse la casa o viajar con billetes libres de impuestos. Y todo, gracias a la generosidad ajena. En Guatemala hay otro que nunca está localizable, porque siempre está de viiaje, pero a final de mes nunca falta el talón de la nómina de UNICEF.

Ted Turner donó con condiciones
En 2001 el multimillonario Ted Turner donó mil millones de dólares, añadiendo una petición especial para que su dinero no quedará encallado en los Gastos Generales de la organización. Ted Turner sabía lo que hacía.  Diversas fuentes aseguran que el 50% del presupuesto general se emplea en atender los gastos generales de la propia empresa, mientras que el 50% restante va destinado realmente a ayudar a los niños que lo precisan.

Más de 200 oficinas

UNICEF tiene una Junta Ejecutiva de 36 miembros de diferentes países que se dedican a crear políticas, analizar programas y aprobar los presupuestos de la organización. El secretariado de UNICEF está en Nueva York y hay más de 200 oficinas en más de 140 países en desarrollo. Existen también delegaciones especiales en Ginebra, Sydney y Tokio, un centro de investigación en Florencia. Las operaciones de suministros se centralizan en Copenhague.

ONGs que no rinden cuentas

Para la Consultora Booz Alen estamos ante el "Síndrome del Hotel de Lujo" porque el 25% de las aportaciones que llegan de Estados Unidos no consigue a salir de sus oficinas de Nueva York. Y al margen de las oficinas centrales UNICEF debe atender los costes de "oficinas de campo", los asesores técnicos, contribuciones a otras ONG que no rinden cuentas, gastos de relaciones públicas y pagos a asistentes temporales de ex miembros de UNICEF que ya cobran pensiones de la ONU.

Corrupción, falsificación y estafa
En 2001 la Autoridad de Combate a los Delitos Económicos de Suecia denunció a un noruego que entonces se ocupaba en Suecia de las compras en UNICEF de diversos delitos de corrupción, falsificación de documentos y estafa con el dinero de los donativos. La acusación imputó a otros cinco ciudadanos suecos. La investigación descubrió que el responsable de las compras recibió sobornos de cifras millonarias.

Campañas proabortistas
En 1996 la Iglesia Católica suspendió sus aportes a UNICEF entendiendo que estaba detrás de campañas proabortistas en África. Por esas fechas UNICEF se abrió a la nueva Europa del Este a través de una oficina instalada en Ginebra en lugar de acudir a Varsovia o Moscú, más próximas a los objetivos humanitarios de la organización. También se han producido condenas por la decisión de pagar sumas astronómicas por las oficinas de Somalia, en donde las necesidades de los niños locales merecen más atención que los locales de lujo.

Polémicas vacunas
En 2007 murieron en Vietnam cinco niños como consecuencia de las vacunas contra la hepatitis B proporcionadas por UNICEF. Ese mismo año la fiscalía de Colonia llevó a juicio al gerente de UNICEF en Alemania por "sospecha de fraude en la gestión de donativos y malversación de fondos". Dietrich Garlichs también fue acusado de cobrar 300.000 dólares por su jubilación.  Y en 2008 se supo que el 17% del presupuesto total se emplea en gastos administrativos. La auditora KPMG denunció entonces diversas irregularidades en la concesión, desarrollo y control de transacciones, lo que le costó el cargo a la directora en Alemania, Heidi Simonis.
 

Nike, bajo sospecha
Curiosamente, Nike, que comparte su logotipo en la camiseta del FC Barcelona con UNICEF y Qatar Airways, ha tenido que lidiar con varias denunciar por explotación infantil en la fabricación de sus productos en Indonesia. Nike dejó de fabricar en Estados Unidos en 1984 para aprovecharse de los bajos costes de la mano e obra asiática. Se sabe que con el 1% que Nike invierte en publicidad podría sacar de la indigencia a 10.000 indonesios que trabajan para la marca de Oregón.

Sospechas de derroche de dinero
UNICEF ha crecido con el paso de los años. También lo han hecho sus gastos. Pero la transparencia sobre el destino de las donaciones no ha evolucionado al mismo ritmo. Son muchos los que dedican su vida a colaborar con las causas de UNICEF. Pero son muchos también los directivos de este organismo que mantienen un tren de vida exclusivo para potentados. Es muy difícil conocer con exactitud ni las donaciones que recibe UNICEF ni el destino final que se da al dinero recaudado ya que UNICEF no está obligado a rendir cuentas a nadie, de ahí que buena parte de lo recaudado vaya a parar al bolsillo de sus funcionarios, de ahí que empieza a extenderse la idea de que UNICEF se ha convertido en la fachada que esconde el derroche de las donaciones que se reciben.

Facturas falsas con pagos excesivos
Se entiende que UNICEF empiece a coleccionar denuncias en diferentes países por su falta de transparencia y su opacidad habitual en el momento de rendir cuentas. Por eso periódicamente saltan escándalos a la luz pública, como el sucedido en Kenia, en donde se detectaron fraudes superiores al millón de dólares por parte de seis funcionarios del organismo. Una auditoría realizada a la delegación de Nairobi detectó irregularidades contables de nueve millones de dólares que debió ser cubierta por la central estadounidense con los fondos de aportaciones de particulares destinadas a los niños del Tercer Mundo. El fraude se llevó a cabo a través de facturas falsas por servicios con pagos excesivos.

Pobres resultados
Un artículo de Associated Press concluía que UNICEF perjudica los intereses de los niños del Tercer Mundo a través del uso de los medios de comunicación para enviar mensajes confusos a la población. UNICEF, según esta versión,  exagera el efecto de sus actividades sobre la salud de los niños del tercer mundo. Y sus esfuerzos  son insignificantes en comparación con el efecto del crecimiento económico continuo del mundo desarrollado.

Sin soluciones para 7 millones de muertes infantiles
UNICEF depende de la ONU, organismo controlado por los paises más desarrollados del planeta que ha perjudicado históricamente los intereses de la población infantil en el tercer mundo por medio de la compra barata de vacunas. Aún así, a pesar de las vacunas, los niños siguen muriendo víctimas de enfermedades infecciosas. Y en este sentido, pese al despliegue de medios de que dispone, UNICEF no consigue desarrollar la investigación necesaria para poner freno a siete millones de muertes innecesarias que se producen cada año en el Tercer Mundo.

Un personal muy bien retribuido

En torno a UNICEF se han generado una serie de necesidades que han derivado en una burocracia que precisa de actores que la mantengan y un staff que la dirija. Normalmente los jefes son antiguos cargos públicos con favores pendientes o ejecutivos de multinacionales prejubilados y, sobre todo, muy bien pagados. UNICEF se convierte así en el organismo que paga por antiguos servicios prestados a través de cargos con poco contenido y mucha ostentación a través de viajes, hoteles, vehículos... siempre de lujo, por supuesto.


No todo es limpio

No todo es claro en UNICEF. Al menos no tan claro como algunos lo quieren vender. Cierto que sus objetivos son nobles. Cierto que miles de personas aportan su esfuerzo y su talento en la tarea de ayudar a niños con dificultades. Tan cierto como que en una estructura tan sobredimensionada hay espacio para las desviaciones y que moviendo presupuestos tan desorbitados es fácil que algo se pierda por el camino.
El régimen político de Qatar, como el de Uzbekistan y otros países puede ser motivo de censura e incluso recibir acusaciones de corrupción. Pero de ahí a poner a UNICEF como ejemplo de limpieza va un abismo. Incluso si quien se ha relacionado con UNICEF ha sido la prima del presidente, casualmente al frente de la Fundación del Barça hace unos años. Nadie se salva del fraude y la corrupción, y eso Joan Laporta, el abogado defensor de UNICEF y el fiscal de Qatar, lo sabe muy bien. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Y no está nada claro que UNICEF esté en esa situación.

Y presumir de UNICEF como sponsor que cobra para enmascarar el fracaso en la búsqueda de un patrocinador que pague no parece de recibo a estas alturas. Especialmente cuando las cláusulas de confidencialidad y el oscurantismo de hace diez años sobre el tema deberian haber prescrito ya. Más oscurantismo.




 




 



Deja tu Comentario