2016-10-14 06:10 FC Barcelona Por: Administrador

El zasca de Neymar a los que le llaman "provocador"



La impotencia en el fútbol se puede convertir a menudo en una agresividad desmesurada e incluso violencia. Es algo de lo que acostumbra a ser víctima Neymar, a juzgar por lo que siempre le ha ocurrido a la hora de jugar sobre el césped. El enorme talento que posee el crack, sumado a la envidia que levanta sobre sus rivales hace que estos se desesperen y la tomen con él. Una situación que ha movido a los envidiosos y críticos a ponerle al carioca la etiqueta de provocador. Pero después de aguantarlo durante tiempo, 'Ney' ha dicho "basta". Con tan sólo una frase, el '11' culé ha dejado en evidencia y en ridículo a aquellos que siguen escondiendo sus complejos de inferioridad respecto a él: "En el fútbol pueden darse codazos y patadas, pero no todo el mundo puede regatear, que es algo cada vez más difícil", ha atizado el crack en una entrevista recientemente concedida. Un 'zasca' necesario y merecido para callar bocas de una vez.

"Yo no voy a cambiar, mi juego es así"

Neymar ha ido más allá con sus declaraciones: "Yo no voy a cambiar: ellos tienen que saber que cuando entro al campo, yo tengo mi juego y mi juego es así, regatear, hacer goles, y crear jugadas con mis compañeros", ha apuntado. El brasileño tiene claro que él es "feliz así, y si ellos no son felices así, yo no puedo hacer nada". La última agresión de la que ha sido víctima el crack ha sido una de las más lamentables y vistosas. El agresor fue el boliviano Duk, que le propinó un codazo en la ceja que llenó de sangre su cara: "Creo que voy a tener una cicatriz para toda la vida", ha apuntado Neymar. Para más inri, el rival no sólo no se disculpó tras la agresión, sino que todavía echó más leña al fuego.

Deja tu Comentario