2014-03-28 18:03 Real Madrid Por: Administrador

Zidane, ¿el recambio de Ancelotti en el Madrid?



Carlos Muñiz

Florentino Pérez tiene plena confianza en Carlo Ancelotti y está satisfecho hasta ahora con su trabajo, hasta el punto de que está convencido de que el triplete aún es posible pese a los dos tropiezos consecutivos en Liga que han alejado al equipo blanco de la cabeza. Sin embargo, sólo un partido separa el Madrid de la victoria en la Copa y la Champions League parece este año más cerca que nunca. Sobre esa hipotesis se mueve el Real Madrid.



¿Pero qué pasaría si los resultados se tuercen y el Madrid acaba la temporada en blanco? Esa posibilidad no la contempla Florentino Pérez, porque no está dispuesto a consentir que se repitan los resultados de la pasada campaña, pero si se diera esa situación, el presidente blanco se guarda un as en la manga para aportar una solución drástica. Zinedine Zidane tomaría el relevo de Carlo Ancelotti en el banquillo del Bernabéu.

Nadie contempla esta posibilidad a día de hoy, pero lo cierto es que el nombramiento de Zidane como segundo de Ancelotti obedece a la intención de que el francés consiga el rodaje necesario que le permita tomar las riendas del equipo en una situación de emergencia. Tarde o temprano, esperemos que sea tarde, Zidane será el entrenador del Real Madrid porque así lo quiere Florentino Pérez, que ve en él al Guardiola que nunca ha tenido el club blanco para revertir la situación e iniciar un nuevo ciclo que sea de color blanco. Es una apuesta de futuro que no se contempla en los despachos del Bernabéu en el presente, pero hasta el propio Ancelotti sabe que en esto del fútbol, los resultados dictan sentencia y que si éstos son negativos, su "discípulo" sería el encargado de sucederle. Para Ancelotti no es un secreto la ascendencia que tiene Zidane sobre Florentino. Alguno de sus consejos (fichar a Varane o dar paso a Jesé) le han confirmado al presidente que Zidane sabe lo que se trae entre manos.

Ancelotti tiene contrato hasta junio de 2016, a razón de siete millones netos anuales. En el acuerdo se incluye una cláusula, parecida a la que tenía Mourinho, mediante la cual ambas partes pueden renunciar a su cumplimiento.




Deja tu Comentario