2016-02-23 12:02 Real Madrid Por: Administrador

Zidane la pagó en Málaga con dos pesos pesados de la plantilla



Zinedine Zidane salió muy escaldado de La Rosaleda. Fue la primera vez que la plantilla merengue vio a su entrenador enfadado de verdad. Entró en el vestuario dando gritos de indignación y, según ha revelado Eduardo Inda en El Chiringuito, la pagó con dos pesos pesados de la plantilla: Luka Modric y Toni Kroos, que fueron el centro de sus iras. Es la cara B, la cara oculta, de un entrenador que tiene más carácter de lo que muchos creen y que no está dispuesto a que se prolongue con él la dinámica perdedora iniciada con Rafa Benítez. Zidane es un ganador y quiere que sus jugadores compartan su filosofía mostrando un comrpomiso con la camiseta que defienden que no se vio en La Rosaleda. En Málaga fallaron muchas cosas y Zidane la tomó con el centro del campo, especialmente Modric y Kroos, a los que responsabiliza del colapso que sufrió el equipo, con muy poca fluidez en su juego. Zidane les recordó que son los mejores del mundo en su posición y que no podía ser que los jugadores del Málaga les ganaran la partida con tanta facilidad. A ellos responsabiliza Zidane de que Cristiano Ronaldo y Jesé deambularan como alma en pena sin apenas recibir balones en condiciones.

Los tres jugadores señalados en Málaga

La misma fuente asegura también que el Real Madrid, tanto en el banquillo como en los despachos, están descontentos con tres jugadores de la plantilla: Isco, Jesé y James. De este último incluso se empieza a dudar que sea recuperable. Según Eduardo Inda el Real Madrid ha iniciado las gestiones para fichar a un mediapunta que puede ser menos exquisito en su juego pero al que se le exigirá una agresividad que no muestran los jugadores de la actual plantilla que se mueven  en esa posición.  

Deja tu Comentario