2016-06-29 15:06 Fichajes Por: Administrador

Zidane leerá la cartilla a Morata antes de darle su bendición



Carlos Muñiz

El Real Madrid ha decidido recuperar a Morata. Así se lo ha comunicado de forma oficial a la Juventus. Y depositará los 30 millones que suponen su recompra. Pero que el Real Madrid recupere sus derechos de propiedad sobre Álvaro Morata no significa que la próxima temporada vaya a vestir de blanco. Zidane ha dado su visto bueno a su retorno, pero con condiciones y tiene pensado leerle la cartilla antes de darle su bendición. Y mientras tanto, el Real Madrid tantea a quien ocuparía su lugar en el caso de que Zidane le cierre la puerta del vestuario del Real Madrid a Morata.



Zidane confía ciegamente en el juego de Morata y lo ve con calidad sobrada para convertirse en el cuarto delantero del Real Madrid. Y ese es el problema. El Morata de hoy nada tiene que ver con el que se fue hace dos años del Real Madrid en busca de aventura en el calcio. Entonces era un canterano prometedor en busca de minutos. Ahora vuelve como crack consagrado, cargado de títulos en un grande de Europa, la Juventus, y como delantero centro titular de la selección española en la Eurocopa. Ya sabe lo que es ser titular en un grande y no aceptará en el Real Madrid otra cosa que no sea la titularidad.

Morata vuelve al Real Madrid, pero con galones. Y a Zidane le preocupa mucho este detalle. Tanto, que ha advertido a Florentino Pérez que antes de dar su OK definitivo a su vuelta desea hablar con él, leerle la cartilla, explicarle lo que quiere y espera de él, advertirle de que él será el cuarto en una delantera de tres y escuchar su respuesta. Zidane no ve al jugador muy motivado ni feliz por volver al Real Madrid y Morata deberá pasar un examen ante él en el que será puesta a prueba la humildad con la que regresa al Real Madrid. Y se tiene que ganar al técnico. Si viene reclamando dinero, minutos y protagonismo no se van a entender y Zidane orientará su pulgar para abajo como señal de que no lo quiere en el Real Madrid.

Zidane tiene al recambio preparado

Si se diera esa situación, el club se mueve en la sombra para encontrar un sustituto de garantías. Se trata del brasileño de 19 años del Palmeiras Gabriel Jesus, por quien también está vivamente interesado el FC Barcelona. El Real Madrid ha conseguido que paralice todas las negociaciones y espera su llamada. La llamada llegará o no en función de lo que suceda por Morata, que sería recibido con los brazos abiertos en el Chelsea o en el Manchester United, según confirma su agente, Juanma López,  dejando en las arcas del club el doble de lo que ha costado recuperarlo.




Deja tu Comentario