2016-12-29 19:12 Real Madrid Por: Administrador

Zidane se apresta a tomar la decisión más difícil desde que entrena al Madrid



Carlos Muñiz La lesión de Gareth Bale, a la que ahora se suma Lucas Vázquez (tiene para cuatro semanas), coloca a Zinedine Zidane ante el dilema más grande que se le ha presentado desde que entrena al Real Madrid. Su equipo se enfrenta en su próximo partido al Sevilla con la Copa en juego. Un rival de nivel Champions League y un partido con mucho en juego en donde no hay lugar para las rotaciones ni los experimentos. Tienen que jugar los mejores. Y tiene que elegir. Tanto James Rodríguez como Isco Alarcón esperan ansiosos el pronunciamiento de Zidane. ¿Por quién se decantará? El elegido sabrá que es cierto que entra en sus planes. El postergado tendrá la confirmación de que está de más en el Real Madrid. El técnico francés debe decidir para sustituir a Lucas Vázquez entre el andaluz, el colombiano y también Marco Asensio, un jugador que cuenta con su absoluta confianza. Zidane deberá echar mano de todo su poder de seducción para que su elección no se le vuelva en contra en forma de relojería en el vestuario. Tanto James como Isco ya le han comentado su intención de dejar el club si no cuenta con ellos. Él les ha pedido paciencia, pero sólo uno la tendrá. El que salga como titular en el próximo partido ante el Sevilla. Zidane se enfrenta a su primera decisión trascendente desde que entrena al Real Madrid. No es fácil, pero situaciones de esta naturaleza van incluidas en su sueldo. Si vuelve a descartar a James, quedará un mes por delante para el cierre del mercado de invierno. Zidane no quiere que se vaya, pero tampoco quiere a nadie a disgusto en su plantilla.


Deja tu Comentario