2014-09-29 19:09 FC Barcelona Por: Administrador

Zinedine Zidane: Inútil total



Joan Tubau

Mientras los canteranos del Barça reciben su oportunidad a manos llenas en el primer equipo y el filial se desenvuelve a las mil maravillas en Segunda B, aún sin Munir y Sandro, en el Real Madrid ni existen posibilidades para que los canteranos asomen al primer equipo ni los resutados de la cantera parecen moverse por la senda de los éxitos que exige su galáctico presidente. Es posible que Florentino Pérez no tenga controlado en las categorías inferiores el tema de los árbitros y los penaltis, como sucede en Primera División. La cuestión es que los resultados de los equipos del fútbol base blanco son desastrosos y el Castilla, el equipo que Florentino Pérez ha dejado en manos de su protegido Zinedine Zidane, amenaza con despedirse de la Segunda B para seguir su carrera en Tercera.

De la misma manera que el Barcelona sacó de su cantera a Pep Guardiola y también a Luis Enrique, que fueron monaguillos en el Barça B antes que frailes en el primer equipo, Florentino Pérez ha querido copiar la experiencia, haciendo trampas, con Zidane en el Castilla. El ex jugador francés no tiene el título de entrenador, pero eso no es problema cuando se trata del Real Madrid, que tiene soluciones para todo haciendo valer sus influencias.



La cuestión es con con título o sin él, la trayectoria de Zinedine Zidane está siendo sencillamente desastrosa. La apuesta de Pérez por su protegido es una ruina total y los resultados con él son mucho peores que los que forzaron al presidente el año pasado a destituira Toril. El Castilla es colista del grupo II de la Segunda División B con tres puntos sobre 18 posibles. El glamour de su entrenador, Zinedine Zidane, no da para más.

Este sábado el Castilla perdió ante el Amorebieta, que apenas llega a los 500.000 euros de presupuesto.  Zidane ha ocasionado en el Castilla un desbarajuste total. Tampoco puede decirse que Ancelotti se le ha llevado a sus mejores hombres, porque no cuenta con nadie del filial. Y mientras tanto Pérez sufre porque está quemando a quien quería convertir en su Molowny particular, el hombre de confianza dispuesto a tomar las riendas del primer equipo cuando fuera necesario. Pero los resultados indican que Pérez ha visto demasiadas películas y que para triunfar en Segunda B hace falta algo más que haber ganado el Balón de Oro y haber sido campeón del mundo. Eso queda muy bien para presumir delante de las visitas, pero no para ganar al Amorebieta.


Deja tu Comentario