2017-05-22 00:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça salva la papeleta contra el Eibar pero no gana la Liga (4-2)



Lo esperado. El Barça no logró cantar el alirón en el Camp Nou. Pero lo que nadie esperaba es que tuviera que tirar de épica para poder derrotar al Eibar. El cuadro que dirige Luis Enrique remontó el 0-2 (dos goles de Inui) inicial del equipo armero por medio de Juncá (pp), Luis Suárez y Lionel Messi (2). El equipo catalán mostró una imagen muy pobre que demostró porqué no es campeón de Liga esta temporada: se dejó muchos puntos en encuentros contra equipos de nivel modesto.

La primera parte no pudo comenzar peor para el Barça. A pesar de mantener la posesión, lo cierto es que el Eibar cerró al equipo catalán en su zona de campo y creó mucho peligro, hasta el punto que se adelantó en el marcador en el minuto 7 del encuentro, por medio de Takashi Inui, que con un potente disparo logró batir a un Ter Stegen que no pudo hacer gran cosa.



Luis Suárez fue el futbolista del Barça que más lo intentó, pero no estuvo nada acertado de cara a puerta. Justo después del tanto inicial del equipo armero, el charrúa tuvo un claro mano a mano con Yoel, pero disparó el esférico con la zona exterior de la bota y este se marchó muy desviado. Esta no fue la única ocasión que tuvo ‘Lucho’ a lo largo del primer tiempo, y es que pudo haber empatado el partido hasta en tres ocasiones, donde no mostró su mejor versión goleadora. Lo avisó Mendilibar, el Eibar iba de incógnito, y logró ponerle las cosas muy difíciles a un cuadro culé que parecía estar más pendiente del resultado de La Rosaleda entre Málaga y Real Madrid que de llevarse la victoria en el Camp Nou ante su afición.

El Barça estuvo a punto de hacer el ridículo

El segundo tiempo comenzó con un cambio sorprendente: Sergi Roberto abandonó el terreno de juego, aparentemente por molestias, y su lugar lo cubrió el portugués André Gomes. Las noticias no podían ser peores pasados los minutos: mientras el Barça intentaba empatar en el marcador, el Madrid volvió a marcar en Málaga y aumentó su ventaja. Además, en ese mismo momento, Takashi Inui volvió a batir a un Ter Stegen que estuvo muy desafortunado bajo los tres palos.

El Barça tuvo un golpe de suerte, y es que unos minutos más tarde, en una acción ofensiva de Neymar, el defensa armero Juncá no pudo despejar bien el esférico y se marcó en propia puerta para poner el 1-2 en el marcador. El colmo llegó algo más tarde, cuando el colegiado se inventó un penalti sobre Jordi Alba donde quedaba claro que se había tirado… Lionel Messi cogió el esférico y Yoel lo detuvo, dejando al futbolista argentino con cara de pocos amigos. Para cambiar la dinámica, Luis Enrique metió a un delantero más: entró Alcácer por Rakitic.



Llegados prácticamente al último cuarto de hora del partido, Neymar sirvió un córner en el que Luis Suárez pudo enviar el esférico al fondo de las mallas para empatar el encuentro a dos goles. En una contra en la siguiente jugada, Ander Capa cometió penalti (bastante dudoso) y se marchó expulsado por doble tarjeta amarilla. Lionel Messi, sin ningún tipo de miedo, volvió a coger el balón, y en esta ocasión, aunque tocó el balón Yoel, logró batirle y poner a su equipo por primera vez por delante en el marcador. En el último minuto del encuentro, Lionel Messi realizó una contra marchándose de todos sus rivales para culminarla batiendo a Yoel y poniendo el definitivo 4-2 en el marcador.

La remontada no le sirvió de demasiado al Barça, que una vez finalizado el encuentro vio como el Real Madrid se llevó su 33ª Liga de la historia, o lo que viene siendo lo mismo, su primera en los últimos cinco años.


Deja tu Comentario