2017-05-26 04:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça confirma que Florentino mueve los hilos del fútbol



Leído en El País el 25 de mayo de 2005: “El Comité de Competición decidió que los gritos de Samuel Eto’o -“Madrid, cabrón, saluda al campeón”– durante el festejo por el título liguero del Barça– cuestan 12.000 euros. Alfredo Flórez, su presidente, considera los hechos “muy graves” porque “incitan a la violencia”, aunque valoró el “arrepentimiento” del delantero. Es la mayor sanción de los últimos nueve años. El Barcelona estima el castigo como un agravio comparativo”.

Los tres miembros del Comité de Competición de la fecha, presididos por el madridista Alfredo Flórez, coincidieron en la gravedad de los hechos. “Decir a pecho descubierto “Madrid, cabrón, saluda al campeón” incita a la violencia. Y pedir perdón al día siguiente merece 12.000 euros de multa. En cambio, decir lo mismo contra Gerard Piqué escondiéndose con cobardía, como hizo Carvajal, y sin la correspondiente disculpa pública que merece un insulto público, es sólo una chiquillada propia de un momento de euforia lógico y comprensible que conviene pasar por alto, por supuesto.



Carvajal, igual que Eto´o pero sin pedir perdón

Sencillamente escandaloso. Los hilos que se mueven en el palco del Bernabéu la han vuelto a hacer. Un nuevo agravio comparativo. Además, Carvajal es reincidente en muestras de mala educación. Viene de hacerle una peineta al Camp Nou. Esa es su manera de entender el señorío de que se presume de boquilla por allí. En el Barça esperaban algún tipo de reacción de los organismos competentes, pero nadie ha movido un dedo. Ni la LFP del madridista y franquista Javier Tebas, ni la Comisión Antiviolencia ni los comités de la Federación que hilan fino cuando se trata del Barça… Nadie ha dado un paso al frente. Todos le tienen miedo al palco que mueve los hilos y al ser superior que todo lo controla.

Es una vergüenza que la misma expresión que en boca de un jugador del Barça incita a la violencia y merece una sanción ejemplar, puesta en boca de un futbolista del Real Madrid sea simplemente una broma de buen gusto. Esto es lo que hay. Los hilos del palco del Bernabéu son alargados.

Decía El País ese mismo día de 2005: “Competición aseguró haber evaluado “el contexto” en el que se produjeron los desahogos verbales de Eto’o, pero para aumentar la severidad de su castigo: “La celebración de un título aumenta la repercusión que pueda tener una semilla de futura violencia”, observaron los tres miembros del organismo federativo, considerando un agravante “la gran rivalidad entre el Madrid y el Barcelona”. Y amplian las explicaciones de su proceder: “La reiteración de la frase proferida, su propio contenido, el sitio en el que fue pronunciada y el equipo al que iba dirigida, permiten considerar que dichas expresiones invitan a la violencia”.

Declaración oficial del Comité de Competición de la época:  “La celebración de un título aumenta la repercusión que pueda tener una semilla de futura violencia”. No hace falta decir nada más, señoría. 12.000 euros a Eto´o y ni un coscorrón a Carvajal. Y luego la prensa babosa sigue insistiendo en la teoría de la conspiración… a favor del Barça.




Deja tu Comentario