2017-05-29 14:05 Cristiano Ronaldo Por: Fede Peris

Cristiano Ronaldo se borra del primer clásico de la temporada

Su participación en la Copa Confederaciones con Portugal obliga a Zidane a prescindir de él para la gira norteamericana.



Existe preocupación entre los organizadores de la International Champions Cup ,y entre los miles de seguidores madridistas que esperan ver en directo a su equipo favorito en los campo de futúbol estadounidenses, porque Florentino Pérez no ha conseguido sacarle de la cabeza a Cristiano Ronaldo que no le conviene jugar la Copa Confederaciones con la selección de Portugal y la presencia del astro portugués peligra en la International Champions Cup.

El mes de julio será muy exigente para el Real Madrid en territorio estadounidense. Se enfrentará el 23 de julio al Manchester United de Jose Mourinho en San Francisco el 27 de julio al Manchester City de Pep Guardiola en Los Ángeles;  y el 30 de julio al FC Barcelona en Miami. La presencia del portugués es vital para elevar al máximo la expectación por los tres partidos, pero a día de hoy la presencia del crack portugués está descartada para la gira norteamericana y el Real Madrid se enfrentará a los dos Manchester y al FC Barcelona sin su buque insignia.



Cristiano prefiere jugar la Copa Confederaciones

Una vez de vacaciones con el Real Madrid el próximo 5 de junio lunes, ya acabadas las celebraciones si hay triunfo en la final de Cardiff, Cristiano Ronaldo se tomará tres o cuatro días de vacaciones antes de incorporarse a la selección portuguesa para disputar la Copa Confederaciones en Rusia durante el mes de junio. Se trata de un título que falta en el palmarés de Cristiano Ronaldo, una competición que difícilmente volverá a disputar y para él constituye un o ahora o nunca. Serán unos pocos días de vacaciones porque el 18 de junio Portugal se enfrenta a México en los campos rusos. El 21 se mide a la selección del país anfitrión, Rusia. El 24 de junio juega contra Nueva Zelanda y, si los resultados son favorables, el 28 y 29 se disputan las semifinales del torneo y el 2 de julio la final y la consolación. 

Es decir, si Portugal consigue clasificarse entre los cuatro mejores de la Copa Confederaciones -un objetivo más que factible-,, Cristiano Ronaldo no iniciaría sus vacaciones antes del 3 de julio. Poco antes de que sus compañeros empiecen a trabajar en el Real Madrid

En los despachos de la zona noble del club blanco intentan proteger al jugador porque a los 32 años no puede someterse a los excesos de partidos que ha protagonizado en años pasados. Zidane ha tenido que dosificarle más que nunca esta temporada para que llegara al tramo final pletórico y desde el club se considera que la Copa Confederaciones supone un trastorno serio para los intereses de la entidad relacionados con su principal estrella. 



Zidane se pone serio

Florentino Pérez ha intentado convencer al jugador para que siguiera el ejemplo alemán, en donde su selección titular estará de vacaciones mientras las jóvenes promesas germanas se ganan un puesto de cara al futuro. También existe nerviosismo entre los organizados de la International Champions Cup, que saben que el torneo no es igual con Cristiano Ronaldo que sin él. Pero CR7 no es Dios, no puede estar en todas partes, ni descansado mientras disputa partidos. Zidane se ha puesto serio con el tema y quiere que Cristiano descanse este verano hasta el aburrimiento. Lo quiere fresco en su primer día de trabajo y no va a poner en peligro la planificación de la temporada para poder darse el gustazo de alinearle en Estados Unidos en tres partidos amistosos durante el mes de julio. 

El club no ha comunicado todavía su decisión sobre Cristiano Ronaldo a los organizadores del torneo veraniego amistoso, aunque se intuyen problemas por el gancho mediático que pierde la competición sin la participación del mejor jugador del mundo. 

 

 


Deja tu Comentario