2017-06-01 08:06 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Aleix Vidal descubre el origen de sus diferencias con Luis Enrique

El lateral del Barça ha contado la causa de su suplencia con el técnico asturiano.



Aleix Vidal ha renacido como jugador del Barça. Después de una primera temporada algo complicada al poder jugar a partir de enero por la sanción de la FIFA, este curso el de Puigpelat tampoco lo ha tenido nada fácil: a parte de su lesión, que le ha mantenido fuera de los terrenos de juego durante varios meses, también ha tenido que 'luchar' contra Luis Enrique, que lo apartó del equipo sin motivo aparente hasta que el buen rendimiento que mostró el lateral en sus escasas oportunidades sobre el campo le hizo cambiar de idea. Aun así, el carrilero sospecha qué pudo haber provocado que en un inicio su ya ex técnico le hubiera 'tachado'.

"A lo mejor mi cachondeo no le gustó a Luis Enrique"

Vidal se considera una persona que "aporta alegría, dentro de los límites, estoy con la broma". Precisamente, este carácter bromista y de "cachondeo" es lo que sospecha que provocó la pérdida de confianza de 'Lucho', muy serio en según qué aspectos del juego: "A lo mejor esta sensación de que está siempre con el cachondeo no le ha gustado", ha reconocido en la 'Cadena SER'.



El lateral también ha explicado cómo vivió el calvario de su suplencia, que no parecía tener fin: "Pasaban las semanas, no me convocaba, se lesionaba Sergi Roberto, ponía otro en vez de a mí. Estas cosas te hacen dudar. En un par de reuniones me dijo que trabajara para cuando llegara la oportunidad, pero pasó un año y medio hasta que llegó". Aun así, ha añadido que jamás hubo "ningún problema entre él y yo, ninguna discusión, ni palabras fuera de tono, la relación era de máximo respeto".

Finalmente, y tras regresar de la lesión, Luis Enrique dio minutos a Vidal para despedir la temporada en la Copa del Rey, algo que el jugador le ha agradecido: “En el abrazo le dije que muchas gracias por haberme dado minutos y la oportunidad de jugar la final después de lo pasado. Le deseé mucha suerte. No soy una persona rencorosa. Pasé una etapa difícil, aunque por mi personalidad y como soy, lo superé”.


Deja tu Comentario