2017-06-05 19:06 Real Madrid Por: Alfredo Vidal

Cristiano Ronaldo se come literalmente a Messi en la Champions League

El argentino supera al portugués en los partidos intrascendentes de la competición, pero en los decisivos CR7 arrasa con todo.



Cristiano Ronaldo ha cerrado muchas bocas en Cardiff. Todavía quedaba alguno, fundamentalmente en Barcelona, que, por buscarle los tres pies al gato, acusaba a la estrella portuguesa de esconderse en los partidos importantes. A no ser que a partir de ahora la prensa culé haya decidido que la final de la Champions League no es un partido importante, lo cierto es que Cristiano Ronaldo tritura a Leo Messi y le cuestiona con sus estadísticas en la Champions League. ¿Dónde estaba Leo Messi mientras Cristiano le marcaba dos goles a la Juventus?

Si hay un jugador que siempre da la cara en las finales, ése es Cristiano Ronaldo. Desde Barcelona querían hacernos creer que se arrugaba en las finales, especialmente en las de la Champions League. Pero los números juegan a su favor y hunden en la miseria a Leo Messi. 



Cristiano Coloca a Messi en su papel de segundón

En la última edición de la Champions League Cristiano Ronaldo afrontó los cuartos de final con 2 goles anotados, mientras que por esas fechas Messi ya llevaba 11. Parecía un palizón de argentino en toda regla. Pero llegaron los cuartos de final y el Barça (y Messi) se quedó a cero en sus dos partidos ante las Juventus, mientras que Cristiano Ronaldo anotaba cinco ante el Bayern. Luego 3 goles más en las semifinales ante el Atlético (el Barça y Messi ya lo veían por la tele) y los dos de la final. Total: 12 goles. Messi se volvió a quedar como segundón. Sus goles intrascendentes de los primeros partidos de poco le sirvieron. 

La cruda realidad que reflejan las estadísticas es que Messi se va apagando a medida que se acercan los partidos importantes de la Champions League.  Domina la fase de grupos con 57 goles (Cristiano 51), también domina los octavos de final (21-17), pero a partir de los cuartos de final, el gol es cosa de Cristiano Ronaldo: 20-10 en cuartos; 13-4 en semifinales y 4-2 en las finales. 

¿Quién decía que Cristiano desaparecía en las finales? ¿No será Messi el que se borra? Que se lo hagan mirar.




Deja tu Comentario