2017-06-05 08:06 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El Barça no sabe colocar a Rafinha

El club blaugrana da otra muestra de su impotencia a la hora de vender jugadores.



Este verano será uno de los más movidos en can Barça en cuanto a altas y bajas. Después de una temporada en la que se han evidenciado necesidades de refuerzos en algunas posiciones, así como situaciones de miembros de la plantilla que no seguirán, al club blaugrana le tocará hacer muy bien algo que en los últimos años se ha convertido en su auténtico hándicap: comprar por precios razonables, y sobre todo sacar 'tajada' de las ventas que se hagan. Sin embargo, todo apunta a que se seguirá la misma línea de antaño, según se desprende de la forma con la que el club gestiona la marcha de Rafinha.

El hispano-brasileño no entra en los planes de Ernesto Valverde para su primera temporada en el banquillo culé. La escasa regularidad del jugador, sumada a su tendencia a las lesiones, ha condenado su progresión en el club azulgrana, que ya le busca salida. Sin embargo, y pese a que Rafinha tiene buen cartel, no se está consiguiendo nada. Los dos problemas a la hora de vender -las pretensiones económicas y el hecho de que el jugador sigue lesionado de la rodilla hasta agosto- lo ponen difícil, pero el Barça no está sabiendo darle la vuelta a la tortilla.



El Barça, ante un dilema problemático por Rafinha

En Europa muchos han calado al club culé, que se ha mostrado blando en exceso en situaciones similares. Es por eso que nadie parece dispuesto a contentar a la entidad azulgrana y pagar los 30 'kilos' que pide por el jugador, lo que empujará al Barça a un dilema del que saldrán dos potenciales errores importantes: dejar a Rafinha en el club, a pesar de que Valverde no lo quiere en su proyecto, o bien malvenderlo por un precio menor y no aprender la lección una vez más. 


Deja tu Comentario