2017-06-11 09:06 FC Barcelona Por: Aleix García

Bartomeu hace el ridículo con el homenaje al Dream Team

Bartomeu preparó todo deprisa y corriendo, y el homenaje al Dream Team fue un absoluto desastre.



Lamentable. Todo muy triste. Josep María Bartomeu y su junta directiva hicieron uno de los ridículos más espantosos durante sus años de mandato. En un homenaje que tenía que acercar a los más jóvenes (y hacer recordar a los más veteranos) a los héroes que consiguieron la primera Copa de Europa para el FC Barcelona, la junta que preside el club catalán consiguió que prácticamente nadie acabara contento.

Sabe mal por José Mari Bakero, el hombre encargado de juntar a todos los compañeros a pesar de que muchos tenían desavenencias con la actual junta directiva, pero esto es lo que sucede cuando un homenaje se hace deprisa y corriendo, retrasando su preparación hasta el último minuto posible. Y es que Bartomeu y los suyos no lo comenzaron a preparar hasta hace dos meses (así lo dejó claro la empresa organizadora), cuando le vieron las orejas al lobo.



El Camp Nou parecía un cementerio. A pesar de que la entrada era totalmente gratuita para los socios, únicamente acudieron algo más de 28000 personas al feudo azulgrana, dejando una imagen totalmente desoladora que no se merecía el equipo que entrenó el gran Johan Cruyff. Lo cierto es que desde la directiva nunca vieron claro este homenaje. La junta de Bartomeu no le vio una gran salida comercial al partido del Dream Team, que solo era visto con buenos ojos si llenaba las arcas del club.

Otro punto a destacar es la hora del homenaje: las 22:00h. Esta junta se ha caracterizado durante este año de competición en quejarse del horario de ciertos partidos, y durante un fin de semana donde podían acudir los más mayores acompañados de los más pequeños, plantan un partido de ‘fútbol 7’ contra leyendas del Benfica (las cuales la mayoría no sabía ni quien eran) en horario nocturno.

Estos hombres necesitan despedirse del aficionado azulgrana por todo lo alto, no como ocurrió ayer. Da lástima, porque seguramente sea la última ocasión en la que todos estén reunidos. Este ‘homenaje’, por decirlo de este modo, no deja de ser una más en la lista de los de Bartomeu… Pero probablemente más que este nuevo ridículo, lo que más preocupe a esta junta directiva es que el futbolista de la época más ovacionado fue Pep Guardiola.




Deja tu Comentario