2017-06-22 13:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

El balance de Mathieu en el Barça: Ruina total

Si deportivamente el paso de Mathieu por el Barça ha sido un fiasco, económicamente su llegada y su salida del Camp Nou han sido ruinosos para el club.



Cuentan en Portugal que Jérémy Mathieu ya se ha desvinculado del FC Barcelona y se convierte en nuevo jugador del Sporting de Portugal. Su final en el Barça ha estado a la altura de su llega: ruina total.

Mathieu se va del Barça sin dejar un euro en sus arcas, y llenando de felicidad al departamento económico del club por el ahorro de una ficha de 3, 5 millones de euros. Y se va de acuerdo a la tradición en el club blaugrana, que ficha caro y regala lo que no quiere. Una vez más, la secretaría técnica del Barça ha sido incapaz de encontrarle a Mathieu un destino que implique también la entrada de dinero en el club. El Barça se conforma sacándoselo de encima y renunciando a obrtener un ingreso por él. Nada que ver con el Real Madrid, capaz de sacar millonadas por los buenos y precios muy interesantes por sus descartes. Desde Albiol y Callejón hasta Di María pasando por Özil, Morata o Higuaín.



El fiasco de Mathieu en su paso por el Barça

El adiós de Mathieu al Barça está en la línea de su llegada. El club azulgrana tuvo la oportunidad de ficharlo por 10 millones de euros, el precio de su cláusula de rescisión en el Valencia. Pero se echó para atrás. Un año más tarde quedaba libre, pero no acabó de concretar su fichaje y el Valencia renovó su contrato subiendo su cláusula de escape a 20 millones. Y entonces sí, con dos años más, el Barça decidió abordar su contratación por 20 millones, cuando pudo haberla conseguido por 10 o por nada.

El responsable de la operación fue Andoni Zubizarreta, que ya no está en el club. Pero nada ha cambiado con la llegada de Robert Fernández. El Barça sigue comprando caro, incluso cuando se trata de jugadores que no tienen acceso a la titularidad, y sigue vendiendo barato... o regalando. El caso de Sandro, que se fue gratis el verano pasado para que el Málaga haga ahora negocio con él, clama al cielo y resume la inoperancia que la secretaría técnica muestra como departamento de la "empresa Barça" obligado a obtener la máxima rentabilidad en su gestión. Mathieu se irá gratis y Robert Fernández, una vez más, quedará retratado mientras paga 35+15 por André Gomes y asiste impasible al baile de números que exigen los clubs propietarios de los jugadores por los que el Barça está interesado: 100 millones por Verratti, 90 millones por Dembélé y 60 millones por Bellerín.

La casa es grande.




Deja tu Comentario