2017-06-28 10:06 Prensa Merengue Por: Fede Peris

El cinismo de Florentino Pérez: "En mi vida he hablado de un árbitro"

Florentino Pérez no necesita hablar de los árbitros. Para el trabajo sucio ya tiene a su aparato de propaganda, siempre dispuesto a intervenir buscando su felicidad.



En su intervención de anoche en el programa El Primer Palo de EsRadio, Florentino Pérez quiso hacerse el gracioso cuando le preguntaron por Gerard Pique y la respuesta del Real Madrid a sus supuestas provocaciones. 

Así respondió el presidente del Real Madrid: "En la vida siempre pierde el que más tiene. Si haces una confrontación contra alguien (Piqué), el Madrid será siempre el que puede salir más perjudicado, por eso nuerstra estrategia es la de no contestar. Yo, por ejemplo, en mi vida he hablado de un árbitro". Claro que sí. Ni falta que le hace. Para eso ya tiene a su ejército mediático especializado en la propaganda, compuesto de peones útiles siempre dispuestos a recitar de carrerilla el catecismo madridista que se han aprendido de memoria. Y lo que no quiere decir el presidente, ya lo dicen ellos.



Florentino Pérez no necesita ensuciarse las manos. Para eso está su aparato de propaganda

Florentino Pérez no tiene ninguna necesidad de responder a Piqué o de denunciar ningún trato arbitral en contra del Real Madrid o a favor de sus rivales. Para eso ya tiene a su aparato de propaganda, a los Pedrerol, Inda, Juanma Rodríguez (premiado ahora con una entrevista en rigurosa exclusiva mundial), el diario Marca, Atresmedia o Mediaset... Sin que él abra la boca, ellos consiguen hacerle feliz convenciendo a España de que a Piqué hay que insultarle. Florentino Pérez no necesita ensuciarse los guantes blancos ni meterse en el fango. Para eso ya están los profesionales siempre dispuestos a enfangarse para que su estimado presidente no tenga necesidad de rebajarse a hablar de los árbitros o a denunciar los supuestos favores al Barça. Para eso ya están los peones útiles de la prensa, ansiosos por satisfacer a quien regala entrevistas en exclusiva o puede poner a tiro a Cristiano Ronaldo. Sale así de barato. 

Florentino no miente. No necesita hablar de los árbitros. Los demás lo hacen mejor y lo explican con más saña que él. A Florentino Pérez siempre le ha gustado rodearse de buenos profesionales, y los profesionales de la propaganda que le jalean son, sin duda, los mejores. Nunca tantos consiguieron convertir en verdad tantas mentiras.


Deja tu Comentario