2017-07-03 15:07 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola se hace el loco: "No conozco a Eric García"

Pep Guardiola no sabe dar una explicación al barcelonismo sobre el hurto de una de las perlas de su cantera.



Pep Guardiola ha mostrado su lado más cínico en el campus que organiza su hermano en El Muntanyà y en el que también participa uno de sus hijos como monitor. Preguntado sobre el fichaje de Eric García, la perla de la cantera del FC Barcelona, por el Manchester City, el exentrenador blaugrana se ha hecho el loco: "No conozco a Eric García. Tengo buenas referencias, pero no le he visto jugar. Hubo la posibilidad de firmarlo, él quería venir con nosotros y hemos dado el paso".

Es la respuesta que ha dado a TV3 a la pregunta de por qué ha decidido robarle al "club de sus amores" a una de sus perlas más preciadas. La respuesta de Pep, escurriendo el bulto, ofrece dos interpretaciones: o queda en mal lugar dentro del City, en donde se realizan fichajes sin su conocimiento, o simplemente ha mentido ante una de esas preguntas incómodas que a la fiel infanteria de su prensa amiga no se le ocurriría formular nunca. El mismo que defiende el derecho a decidir de los catalanes, no les concede el derecho a saber por qué Guardiola se ha llevado a una de las mejores promesas de la cantera del Barça. Seguramente Pep Guardiola no conoce a Eric García y seguramente tampoco conocía a Thiago Alcántara cuando se lo llevó a Múnich utilizando una triquiñuela de su contrato. Al menos eso parece que quiere que creamos. 



Guardiola empieza a parecerse a Mourinho

El barcelonismo merecia una respuesta más clara de quien ha sido uno de sus símbolos hasta ahora. Lo de Eric García ha sido una agresión al Barça hecha por un entrenador "amigo". Y él lo sabe. Esconder la cabeza debajo del ala esperando que sus palmeros le tapen sus travesuras no servirá para ocultar el disgusto que los aficionados del Barça tienen con los métodos del Manchester City de Pep Guardiola, Txiki Begiristain y Ferran Soriano. La respuesta de Guardiola recuerda a la de Jose Mourinho después de agredir a Tito Vilanova metiéndole un dedo en el ojo: "¿Tito? ¿Pito? No sé quién es". Será por la proximidad, pero este Guardiola se empieza a parecer demasiado a Mourinho, y no es ese el recuerdo que dejó entre la afición del Barça, que siempre le consideró como a uno de los suyos.


Deja tu Comentario