2017-07-18 10:07 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Barça se harta de Neymar y le impone un ultimátum

En el Camp Nou están convencidos de que el PSG no pagará los 222 millones de su cláusula y que este enredo no tiene más explicación que la respuesta al interés barcelonista por Verratti.



Hace apenas unos meses que Neymar renovó el contrato que le vincula al FC Barcelona hasta 2021. Su cláusula de rescisión pasó de 190 millones a 200 la temporada pasada y a 222 en el presente ejercicio. En el club azulgrana han sentado muy mal los últimos rumores que situaban a Neymar en la órbita del PSG, y Bartomeu le ha lanzado un ultimátum al jugador. El presidente del FC Barcelona quiere que la estrella brasileña desmienta categórica y públicamente los rumores de las últimas horas.

El Barça se cansa de la ambigüedad del entorno de Neymar

En el Barça se han cansado de la ambigüedad que rodea a Neymar y de los movimientos en la sombra que su padre y su entorno ejecutan a espaldas del club. "Si Neymar quiere irse del Barça, que lo diga", pudo oírse ayer en los despachos del club azulgrana. "Y si desea seguir, que lo diga también". El Barça no está dispuesto a participar en el juego del padre del futbolista negociando a tres bandas y buscando el incumplimiento del contrato que tiene firmado hasta 2021 a la espera siempre de una oferta que le permita a su hijo ganar más dinero. 



Bartomeu entiende que el interés del PSG, que no pagará los 222 millones de la cláusula del Neymar, no es más que una respuesta a la negociación que el FC Barcelona ha mantenido con su estrella Verratti. Y ahora trata de camelarse al padre del jugador brasileño cubriéndole de oro a él (que no al Barça). La estretegia de Nasser Al-Khelaiffi pasa por un canje entre Neymar y Verratti. Sería la única manera de conservar su posición como presidente ejecutivo del club parisino sin que los propietarios qatarís se molesten por la pérdida de una de sus figuras.

El mensaje del Barça al PSG

Pero el Barça no mezcla los temas. Seguirá intentando el fichaje de Verratti. Si puede consumarse, Verratti vendrá al Barça. Y si no, se quedará en París. Pero Neymar no formará parte de ningún regateo. Si el PSG lo quiere, además de ofrecerle más dinero que el que le paga el Barça (25 millones brutos por temporada), deberá abonar hasta el último euro de los 222 millones de su cláusula de rescición. Y en el Barça tienen constancia de que eso no va a ocurrir, aunque el disgusto con el jugador es evidente porque todavía no ha salido a desmentir que quiera irse del Barça


Deja tu Comentario