2017-07-25 13:07 Fichajes Por: Carlos Muñiz

Dani Ceballos: Un nuevo capítulo en la guerra Madrid-Barcelona

El Barça llegó tarde a la contratación de Dani Ceballos y está a punto de sufrirlo como rival en Miami y la Supercopa de España.



La rivalidad entre Madrid y Barcelona es algo patente e histórico. Los Clásicos en Liga, Copa, Champions o Supercopas están a la orden del día, y en esta infinita guerra cada golpe al rival cuenta. En lo deportivo, la próxima batalla se vivirá en agosto en la Supercopa de España, donde los culés parten como ligeros favoritos, pero más allá de esto hay otra guerra que parece no tener fin: fichar a las grandes estrellas del fútbol mundial.

Son numerosos los ejemplos de futbolistas que han emigrado de un club a su máximo rival, algunos sangrantes como la marcha de Figo desde Barcelona a la capital convirtiendo al portugués en el enemigo número uno de la parroquia culé, el fichaje de una estrella mundial como Ronaldo Nazario hecho por Florentino Pérez, o en el bando contrario las llegadas de Luis Enrique en el mejor momento de su carrera a la ciudad condal, y un jovencísimo Eto’o que terminaría convirtiéndose en uno de los mejores delanteros en Can Barça.



Pero esa guerra también se traslada a los fichajes de futbolistas de otros clubes, por los que ambas entidades pujan. En las últimas temporadas casos como los de David Villa, Özil, Dani Alves, Neymar o Asensio engrosan la lista de batallas entre los dos grandes del fútbol español.

La batalla por Ceballos

Este verano se ha vuelto a vivir un nuevo capítulo, que promete no ser el último, y el protagonista ha sido el joven jugador sevillano Dani Ceballos.

La carrera del utrerano comenzó formando parte de la cantera del Sevilla FC, de donde se marchó con apenas 13 años tras diversos problemas relacionados con su participación en los equipos canteranos de Nervión. Continuó su formación en el equipo de Utrera, su localidad natal, para enrolarse en las filas del Real Betis en 2012. Allí progresó a través de las categorías inferiores destacando como un jugador con un talento innato.



Debutó en el primer equipo con edad juvenil, siendo llamado por Gabriel Calderón, el 26 de abril de 2014 en un duelo contra la Real Sociedad cuando el club verdiblanco ya estaba matemáticamente descendido a segunda división. A partir de entonces su ascensión fue meteórica, contando para todos los técnicos que fueron pasando por Heliópolis: Julio Velázquez en segunda y Juan Merino y Pepe Mel tanto en la categoría de plata como en primera.

En el verano de 2015 ya se produjo el primer culebrón Madrid-Betis por Ceballos, llevándose una primera victoria el club de La Palmera renovando a la joven promesa aunque con una cláusula no demasiado prohibitiva: 15 millones de euros. El club verdiblanco sabía que la marcha de su perla se haría realidad tarde o temprano.

 La llegada de Gustavo Poyet al Betis el pasado verano frenó la progresión del utrerano, que solo sumó 202 minutos en 11 jornadas de liga. El técnico uruguayo cometió un grave error, y fue uno de los motivos que le costó el puesto. Con el aterrizaje de Víctor Sánchez del Amo llegó el resurgir del talentoso centrocampista, que se echó al equipo en la espalda en los momentos difíciles, y deleitó a la afición verdiblanca con verdaderas exhibiciones ante FC Barcelona o Eibar, donde marcó su primer gol en La Liga Santander.

Contra el Barça en el clásico de Miami y en la Supercopa de España

A pesar de no haber hecho unos números que llamen la atención (dos goles y dos asistencias en toda la temporada), las cualidades demostradas por Ceballos y sus grandes posibilidades de mejora hicieron que el Madrid volviera a poner sus miras en el canterano bético. Todo se precipitó tras el magistral Europeo sub21 que hizo el centrocampista, maravillando con acciones de auténtico jugón y disputando partidos a un nivel estelar. Fue entonces cuando se trató de meter el FC Barcelona, pero ya era tarde pues la decisión estaba tomada. A pesar de los intentos del club azulgrana Ceballos se marchaba, previo pago de más de 15 millones y un contrato millonario, a Madrid, cumpliendo así según sus propias palabras un sueño que tenía desde pequeño.

Actualmente se encuentra en Estados Unidos con su nuevo equipo, viviendo sus primeros días como madridista. Su estreno con la camiseta blanca llegará pronto, y podría ser en el próximo Madrid-Barcelona que se disputará en Miami con motivo de la International Champions Cup. Sería la primera ocasión en la que Ceballos jugará un clásico, sabiendo además que fue objeto de deseo de Bartomeu y la dirección deportiva culé.

Para verle jugar sus primeros minutos oficiales habrá que esperar algo más, teniendo la primera oportunidad en la Supercopa de Europa frente al Manchester United el próximo 8 de agosto. Posteriormente, y de nuevo ante el FC Barcelona, se jugará la de España que Ceballos vivirá con cierto morbo y, sin duda, ganas de demostrar el talento que atesora a su nueva afición.

La batalla por Ceballos se la ha llevado el Madrid, y solo el tiempo dirá si ha sido un acierto o un error. Lo único que podemos asegurar con total certeza es que no será el último capítulo de la eterna guerra Madrid-Barcelona.

 


Deja tu Comentario