2017-07-31 16:07 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El trato de favor a Cristiano indigna al Barça y Messi

El jugador portugués pudo evitar las cámaras de los más de 200 periodistas que le esperaban, Messi no



La mañana de hoy ha vuelto a dejar claro que Cristiano Ronaldo goza de un trato de favor respecto a Leo Messi. Los hilos del Bernabéu quedan más a la vista que nunca en casos como este, en los que el portugués logra evitar una imagen que Messi no pudo evitar por mucho que lo intentó. CR7 ha entrado y ha salido escondido en un coche con acceso directo al parking de los juzgados de Madrid, algo que Leo Messi no pudo hacer y fue obligado a recorrer el trayecto entre vehículo y puerta del edificio. 

La comparación de juicios de Messi y Cristiano

Pese a los dos centenares de periodistas de quince países y las cuarenta cámaras de televisión dispuestas en dos hileras tras las vallas de seguridad que le esperaban, Cristiano Ronaldo, no entró por la puerta principal, sino que lo hizo por el garaje del edificio de oficinas donde está situado el juzgado. Por si eso fuera poco, CR7 lo hizo en un coche tintado para pasar desapercibido. Este hecho contrasta con las imágenes que tuvo que soportar Messi entrando y saliendo de los juzgados por el mismo asunto. Cristiano y los poderes que controla Florentino han permitido que el portugués haya evitado imágenes perjudiciales para su imagen.



Pero eso no fue todo. Después de declarar ante el juez en una sesión que no fue pública, es decir, no fue abierta al público y a la prensa, Cristiano Ronaldo tenía previsto hacer una declaración pública ante la prensa. Es decir, mientras que Messi tuvo que verse cara a cara ante el juez y aguantar las miradas de periodistas y público, el portugués del Madrid se volvió a ir de rositas. Por si fuera poco, el atril que se había montado especialmente para que leyera un comunicado al salir de declarar, también quedó en valde. CR7 volvió a dejar a los periodistas sin imágenes al salir directamente hacia su casa. Todo ello deja la sensación de un trato de favor claro hacia el portugués, un agravío comparativo que no hace otra cosa que confirmar lo que decía Piqué sobre los hilos del Santiago Bernabéu.


Deja tu Comentario