2017-08-03 18:08 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El día más feliz para la familia Zidane

El último de los partidos del Real Madrid en EEUU tuvo como protagonista a uno de los hijos del técnico.



El apellido Zidane sonó con fuerza en Chicago, donde el Real Madrid disputó el último de sus compromisos amistosos en EEUU antes de volver a España para preparar la Supercopa de Europa. Sin embargo, esta vez no tuvo al técnico blanco como protagonista, sino al segundo de sus hijos, el joven Luca. El portero saltó al campo durante la segunda mitad y debutó con el primer equipo merengue, de la mano de su padre. Además, fue uno de los destacados, pese a que no disputó demasiados minutos en el encuentro.

El segundo de los pequeños Zidane entró en el minuto 72 sustituyendo a Yáñez, quien ya había entrado por Keylor Navas en el descanso, y en apenas veinte minutos vivió de todo: desde el gol del empate de Dwyer, con un cabezazo ante el que no pudo hacer absolutamente nada, hasta la tanda de penaltis, en la que fue decisivo al pararle la pena máxima a su mismo verdugo. Sin duda, un debut prometedor en el que dejó buenas sensaciones de cara al futuro.



Luca Zidane sigue escalando hacia su sueño

En su último curso, Luca Zidane llegó a disputar hasta ocho partidos con el Real Madrid Castilla, en Segunda B, y esta temporada se espera que el meta se haga con la titularidad en el filial blanco, en lo que puede ser un curso trascendental para sus aspiraciones de triunfar en el primer equipo blanco, tal y como hizo su padre años atrás. Aunque, viendo su papel en la pretemporada -ha sido el último de los jóvenes en tener minutos- queda claro que 'Zizou' no le dará ningún trato de favor respecto a los demás.


Deja tu Comentario