2017-08-14 19:08 Real Madrid Por: Administrador

El clásico de siempre para el Real Madrid: Con diez y contra doce

La estadística de las expulsiones en los clásicos de los últimos siete años es sencillamente escandalosa.



Lo habíamos explicado aquí: Los jugadores del Real Madrid temían más a Burgos Bengoetxea, el colegiado del partido de ida de la Supercopa en el Camp Nou, que al propio Barcelona. Se temían una encerrona y eso es lo que se encontraron en el Camp Nou.

Un piscinazo de Luis Suárez fue convertido por Burgos Bengoetxea en un escandaloso penalti. Y luego, lo de la expulsión de Cristiano Ronaldo, de juzgado de guardia. El mismo árbitro que se tragó el penalti de Luis Suárez fue el que quiso ver simulación en un derribo de Umtiti a Cristiano Ronaldo dentro del área. El árbitro quiso interpretar que se trataba de cuento, como el que no supo ver en Luis Suárez, y echó a Cristiano Ronaldo del campo. 



Nada nuevo en la historia reciente de los clásicos que han enfrentado al Real Madrid y al FC Barcelona. Jose Mourinho ya avisó en su momento de que enfrentarse al Barça era como saber ya de antemano que acabarían el partido con diez. La maldición sigue en pie, Cristiano Ronaldo es el undécimo jugador del Real Madrid que ve la tarjeta roja enfrentándose al Barça en los últimos siete años. Es el resultado de un incontestable villarato para quien el viento siempre sopla en la misma dirección, la dirección que va pintada de azul y grana.

26 clásicos se han disputado en estos últimos siete años. Y en 11 de ellos el Madrid acabó con uno menos: 11 expulsiones señaladas a siete jugadores: Sergio Ramos (cuatro rojas), Albiol, Pepe, Di María, Özil, Marcelo, Isco y, por último, Cristiano Ronaldo. ¿Y el Barça? La estadística adquiere mayor relevancia en función de la comparación con los datos del Barça. En esos mismos siete años sólo ha sufrido una expulsión, aunque Pinto y Villa fueron expulsados mientras estaban en el banquillo y Valdés al término de un partido.

En el Real Madrid moverán muchos los hilos, pero los datos dejan retratado al Barça, de ahí que los éxitos ante el equipo culé y todo el aparato que le protege tengan mayor valor porque el Real Madrid juega con diez y contra doce.



 


Deja tu Comentario