2017-08-21 18:08 Real Madrid Por: Redacción MB

En el vestuario del Madrid se habla de agravio comparativo con el Barça

La no expulsión de Suárez y la prisa por expulsar a Ramos



Cabreada. Así está la plantilla del Real Madrid. La primera jornada de LaLiga ha llegado calentita y ha dejado estragos en el actual campeón. ¿Cuál es el motivo? Pues, esta vez es el colectivo arbitral el foco de su protesta. Aunque resulta difícil no compararse con el vecino, el club blanco se ha comparado con el Barça, y eso que ambos equipos solventaron con autoridad sendos partidos del estreno liguero ante el Deportivo y el Betis respectivamente.

"Es muy fácil expulsarnos"

Esa sorprendente declaración fue el principal titular del central del Madrid, Sergio Ramos, en las declaraciones que tuvieron lugar acto seguido del estreno en LaLiga. El defensa dejó entrever el malestar en su tono, e incluso pesos pesados del vestuario afirman la siguiente frase: "Si a Ramos le expulsan por lo de Riazor, Luís Suárez no debería acabar nunca los partidos por su comportamiento."



Crece el malestar en el club

Desde el seno más profundo del club aumentan las sospechas sobre una conspiración sobre la entidad, que siente que no recibe apoyo desde la federación ni desde el estamento arbitral. Las consecuencias vienen de los tres últimos encuentros que el club ha disputado. Cabe recordar que la expulsión de Cristiano Ronaldo hizo mucho daño en la plantilla, que se ve tratada distintamente que el Barça.

 


Deja tu Comentario