2017-09-01 16:09 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Benedito pone en marcha el voto de censura

El ex candidato a la presidencia sigue decidido a sacar a Bartomeu y su junta del club



Agustí Benedito ha decidido ponerse en marcha antes de cerrar el mercado de fichajes definitivamente. Mientras el club trabaja hasta última hora para reforzar la plantilla, Benedito ha acudido al club para solicitar las papeletas de cara a iniciar la moción de censura contra la junta de Bartomeu. En concreto, ha sido Lluís Geli quien han entregado este viernes un escrito en las oficinas del FC Barcelona para solicitar las papeletas para iniciar una moción de censura contra la actual directiva del club. A partir de mañana, se iniciará el periodo de cinco días hábiles en los que el club debe entregar las papeletas a Benedito.

La moción de censura de Benedito, en marcha

Una vez el club está preparadas todas las papeletas, los precursores de la moción tendrán que recogerlas para, así, empezar un periodo de 14 días en los que tendrán que conseguir algo que parece prácticamente imposible: más de 16.000 firmas. Benedito y los suyos tendrán el cometido de reunir en catorce días hábiles entre 16.000 y 18.000 firmas de socios para activar la moción de censura, una cifra exacta que se conocerá en los próximos días cuando el club cuantifique el 15% de la masa social. Parece evidente la dificultad del asunto, ya que, entre medio, el club considera los sábados como días hábiles, reduciendo el margen temporal y dejando fuera de plazo un partido en el estadio.



Eso sí, el propio Agustí Benedito es consciente del desafio que asume en esta moción de censura: "El reto de recoger las firmas es enorme, pero creo que en este momento lo podemos conseguir. Estoy seguro de que en este momento existen 20.000, 30.000, 40.0000 o 50.000 socios del Barça que coinciden conmigo que la única manera de salir de este lío es que esta junta directiva dimita", ha explicado Benedito. Eso sí, hay que recordar que, aunque el ex candidato consiga las firmas necesarias, esto solo sería un paso previo para convocar la moción, en la que la junta se enfrentaría a la votación de todos los socios. Al igual que en su día con la junta de Laporta, el 66'66% de los socios tendrían que aprobar dicha moción para obligar a renunciar a Bartomeu y los suyos.


Deja tu Comentario