2017-09-04 19:09 Reportajes Por: Carlos Muñiz

Isco, el patito feo a quien un día Unai Emery echó del Valencia por gordo

"Técnicamente envidiable, pero Isco es un jugador con cierta indisciplina que debe controlar su peso y su tendencia a engordar", dijo de él Emery en 2011 poco antes de echarle del Valencia.



La vida da muchas vueltas, debe pensar Unai Emery, que se ha estrellado con el PSG en su primer año y que para arreglarlo ha tirado de la chequera de Qatar para reunir a sus órdenes a Neymar y Mbappé: 400 millones entre los dos, los dos fichajes más caros de la historia del fútbol.

A Unai Emery no le gustaba Isco

Hace unos años Unai Emery no disponía del talonario del emir qatarí, pero sí de algún que otro fenómeno a sus órdenes. Pero no sabía verlo. Los diamantes en bruto, esos que hay que pulir para sacarles el máximo brillo, no son su especialidad. Lo suyo no es ir a la cantera en busca de piedras preciosas, prefiere ir a la tienda y elegir la mejor joya. Era la temporada 2010-11. Unai Emery entrenaba al Valencia y en su cantera había un chaval con acento andaluz al que todos llamaban Isco que la tocaba como los ángeles. Se veía que aquel chico era especial, y hubo quien habló de él como el nuevo David Silva, que acababa de largarse al Manchester City. Tenía un toque de balón que no estaba al alcance de los demás. Pero a Unai Emery no le convenció y prefirió dejarlo en el filial, jugando en Tercera División, antes que ofrecerle un hueco en el primer equipo valencianista.



"Indisciplinado y con tendencia a engordar", decía Emery de Isco en 2011

En ese momento Isco decidió que Unai Emery era nocivo para su salud y decidió dejar el Valencia. Ahora, por culpa del actual entrenador del PSG, los aficionados chés se tiran de los pelos. Isco pudo haberle dado al Valencia toda la gloria que está repartiendo en el Real Madrid a manos llenas. "Técnicamente, envidiable, pero Isco es un jugador con cierta indisciplina que debe controlar su peso y su tendencia a engordar". Eso era Isco para Unai Emery, un gordito que no servía para jugar en el Valencia. ¿Encontrará ahora flacucho a Neymar y lo sacará de sus alineaciones como hizo con Isco?

Lo cierto es que Unai Emery le dijo a la cara a Isco que no contaba con él, que si se quedaba en el primer equipo no jugaría y que lo mejor que podía hacer era quedarse en el filial de la Tercera División. Y eso que Isco llegó a jugar con el primer equipo deslumbrando a propios y extraños en la Copa del Rey ante el Logroñés, logrando Isco dos de los cuatro goles conseguidos por el Valencia ese día. Isco decidió quedarse en el primer equipo y jugó 200 minutos en el total de todas las competiciones. Aproximadamente el equivalente a dos partidos completos. 

Isco decidió largarse bien lejos de Unai Emery y aprovechó que el Málaga estaba dispuesto a pagar los 6 millones de su cláusula para repescarlo de vuelta a casa. A partir de ahí, la gloria, el Real Madrid, títulos con las selecciones menores, títulos con el equipop blanco y el ascenso por la puerta grande a la selección absoluta. 



La herencia envenenada que Emery dejó en Valencia

Pasado el tiempo, Isco mandó un recado sin rencor en El País a Unai Emery cuando ya estaba en el Málaga a punto de dar el salto al Real Madrid: «Gracias a Emery estoy en mi casa, en el Málaga, jugando en mi equipo de niño. Estoy muy agradecido al Valencia, que me vino a buscar a Málaga y me dio una oportunidad. Pasé cinco años en el Valencia, en los que aprendí mucho. No me arrepiento de haberme ido; allí fui muy feliz y quién sabe dónde estaría ahora".

Isco es la herencia envenenada que Unai Emery dejó en Mestalla.

 

Foto: Superdeporte

 

 

 

 


Deja tu Comentario